HP
Helena Herrero, presidenta de HP en España | Imagen - @Fundacion_SERES

El sueldo de presidente del Gobierno deja bastante que desear (para el cargo que ostenta). Por lo tanto, no es que los grandes fabricantes de equipos informáticos dependan de los derroches de Pedro Sánchez. Tan solo necesitan que agote la legislatura y, con un poco de suerte para ellos, que gane las próximas elecciones generales. Sería una gran noticia para HP y Lenovo.

Y es que los datos que ha publicado la consultora IDC sobre la puesta en circulación de ordenadores, tanto portátiles como de mesa, en el segundo trimestre del año, invitan al pesimismo. Sobre todo en la parte de consumo privado, donde las ventas cayeron un 10,7%. Mientras, en el segmento corporativo (que incluye la administración pública) se produjo un repunte del 3,4%. De este modo, todos tienen claro cuál puede ser la vía de escape.

En concreto, del total de 770.000 equipos que entraron en el mercado entre abril y junio, un 52% lo hizo en el área de negocios. Y, dentro de este nicho, HP sigue liderando con mano firme la cuota de mercado que ya sitúa en el 38%. Le sigue a cierta distancia Lenovo, que apenas creció un 2% y ya sitúa su cuota de mercado en el 23%. En tercer lugar se posiciona Dell con un 14%, y cierra el dominio absoluto (77%) de fabricantes que venden sus equipos a empresas y organismos públicos.

Telefónica

Telefónica acelera el cambio de realidad con el futuro 5G

La existencia de una sola realidad es parte del pasado. Primero conocimos algunas paralelas; posteriormente descubrimos la virtual y, más tarde, la aumentada. Ahora,...

En este contexto, los fabricantes lo tienen claro: cuantos menos cambios haya en la administración, mejor. Y es que se trata de una cadena de dominó. Ya no significa que un parón en el Gobierno pueda generar menos compras de equipos, se trata de estabilidad en su conjunto. Fuentes del sector aseguran a MERCA2 que durante el último parón público, cuando hubo que repetir las elecciones, las empresas privadas detuvieron su inversión en renovación de equipos.

Añaden que no se trata de algo puramente económico, sino de percepciones y sensaciones sobre la economía en su conjunto. Por lo tanto, un posible adelanto electoral afectaría de manera directa el negocio de HP o Lenovo como líderes del mercado. Y no solo eso, la posibilidad de un cambio de color en el próximo Gobierno, ya supondrá -de nuevo- cambios directos en la manera de gestionar las compras públicas, y volviendo a esas fichas de dominó, se generará un cierto clima de desconfianza.

HP Y LENOVO NECESITAN EL CONSUMO

En este contexto, HP mantiene el pulso en el segmento privado, siendo líder del mercado y, además, teniendo un gran crecimiento en el último trimestre. Por su parte, Lenovo no puede decir lo mismo. Ha decrecido un 8%, y se sitúa a cinco puntos de su rival.

Una situación, la del fabricante chino, que se mantiene en el tiempo. Hace unos meses MERCA2 se hizo eco sobre la extraña paradoja de Lenovo: cuanta mayor era la inversión en publicidad y marketing, más distancia le metía HP en la venta de equipos.

De hecho, recientemente la compañía de origen chino realizó un macroevento en la isla de Malta donde desplazó a decenas de periodistas para contar las novedades y, pese a los impactos mediáticos, de momento la marca no consigue llegar a los objetivos que se vienen marcando desde hace años de liderar el mercado.