Champions
Wanda Metropolitano, sede de la final de Champions 2019. Foto: Atlético de Madrid

Los seguidores del Real Madrid soñaban con ganar su cuarta final de Champions consecutiva en el estadio del eterno rival. Los hinchas del Atlético, por su parte, anhelaban conquistar su primera ‘orejona’ en el Wanda Metropolitano. Sin embargo, ni uno ni otro estarán en la final del próximo día 1 de junio tras su eliminación en octavos de final. Pero, como suele decirse, la alegría va por barrios.

Y quienes están más contentos que unas castañuelas son los hoteles de Madrid que, en sus oraciones, rezaban porque dicha final no fuese un derbi madrileño más, o que, por lo menos, sólo uno de los dos equipos de la capital disputase la misma. La razón es bien sencilla: mejor aficiones de otros países que llenen sus habitaciones. Ellas, además, estarían más predispuestas a pagar por sus elevados precios.

Según datos recogidos en el portal kayak.es, dormir el próximo 23 de marzo en Madrid (sábado, como el día del partido), tiene un precio en el hotel Wellington (cinco estrellas) de 2.013 euros. El día de la final de Champions, 1 de junio, dicho precio se dispara ya hasta los 5.328 euros.

Hay hoteles que ya están pidiendo más de 10.000 euros por una habitación la noche de la final de Champions

Una tendencia que otros complejos de la misma categoría también han adoptado. Así, y a modo de ejemplo, el Hesperia pasa de 170 a 3.675 euros; el Puerta de América, de 121 a 1.860; el Miguel Ángel, de 119 a 8.317 euros; el Gran Meliá Palacio de los Duques, de 320 a 3.100 euros; y el Eurostar Suites Mirasierra, de 108 a 9.999 euros. Este último, en otras páginas web, dispara todavía más su precio hasta los 13.094 euros.

No se trata de un hecho aislado entre los establecimientos de lujo. Otros, de menor categoría, siguen la misma tendencia. Así, entre los catalogados como tres estrellas, el Hotel Cortezo pasa de los 153 euros la noche del 23 de marzo, a los 630 euros el día de la final de Champions; el Hotel Regina, de 185 a 1.050 euros; o el JC Room Chueca, de 136 a 499 euros.

Por tanto, hay hoteles que incrementarán los precios por encima del 5.000% respecto a un fin de semana normal, sin ningún acontecimiento relevante en la capital, o incluso, respecto a cualquier otro día del mismo mes de junio.

EL MANÁ DE LA CHAMPIONS

Las estimaciones apuntan a que el evento finalmente podría conllevar un retorno económico para Madrid que estaría entre los 50 y los 60 millones de euros. El último evento celebrado en la capital de similares características fue la final de la Copa Libertadores, disputada por dos equipos argentinos (River y Boca). La lejanía hizo que el impacto económico se quedase en 25 millones de euros.

De esos 25 millones, la mitad fue a parar a manos de los hoteleros, quedando el 20% para la restauración y un 10% para los comercios. Más o menos esas son las cifras que se han repetido durante las últimas finales de Champions.

Hispano Suiza

Así es la startup que pone a 250 por hora al Hispano Suiza

El nuevo Hispano Suiza no sólo atrae por su diseño sino también por una serie de novedades como la app desde la que se controla toda el vehículo. ¿Quién está detrás de la misma?

As, y por citar dos ejemplos, la final de Lisboa en 2014, según datos del Instituto Portugués de Administración de Marketing, dejó en la capital portuguesa unos beneficios de 46,3 millones de euros que se repartieron en un 54% para el hospedaje, 22% restaurantes, y el 7% en otras actividades turísticas.

Dos años después, en la final de Champions celebrada en Milán también por Real Madrid y Atlético de Madrid, el impacto económico fue de 25,2 millones, de los que el 51% fue para los establecimientos hoteleros, el 22% para compras, el 18% para restaurantes, y un 4% para transporte. La última final de Champions, celebrada en Kiev, dejó en la capital ucraniana 100 millones de euros que se repartieron de manera similar.