Hospital
El Hospital Infanta Elena se compromete con la maternidad.

El Hospital Universitario Infanta Elena, ubicado en la localidad de Valdemoro, ha dado un paso más en su trayectoria de compromiso y apoyo a la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento al recibir recientemente la acreditación que le convierte en hospital IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia) en fase 2D.

Esta iniciativa se puso en marcha en 1992 por la Organización Mundial de la la Salud (OMS) y el Foro de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y surgió con el objetivo de incentivar los hospitales, servicios de salud y salas de maternidad a adoptar hábitos que protejan, promuevan y apoyen una atención más cerca e individual durante el embarazo, parto y atención perinatal.

Para llevar a cabo estos hábitos se propusieron eliminar las barreras y las prácticas rígidas, fomentando de esta forma la lactancia materna exclusiva y el contacto piel con piel desde el nacimiento del bebé y durante su estancia hospitalaria.

Para ello proporciona a los profesionales que trabajan en los hospitales un programa de acreditación en fases, desde el descubrimiento de la iniciativa hasta la designación, pasando por el desarrollo y difusión de la misma, que facilita la tarea de iniciar, apoyar y aumentar la duración de la lactancia materna. Además, en los centros de Atención Primaria también existe un programa adaptado a su modelo asistencial que funciona de manera coordinada con el hospital.

Y es que si la leche materna es la forma ideal de aportar al recién nacido los nutrientes que necesita para un crecimiento y desarrollo saludables, tan importante o más es su forma de administración a través del amamantamiento.

Los beneficios de la lactancia redundan no sólo en el recién nacido sino también en la madre ya que, además de proteger frente a infecciones y atopias y ayudar a que el bebé alcance un crecimiento óptimo, tiene un efecto positivo en la evolución cognitiva del niño, favorece la aparición del vínculo materno y del apego y ayuda a una mejor recuperación de la madre después del parto.

Pero, ¿cuáles son los requisitos que se exige a los hospitales para recibir la acreditación IHAN? Se deben cumplir los llamados “Diez Pasos para una Feliz Lactancia Natural”, el Código de Comercialización de Sucedáneos de leche materna, conseguir que la mayoría de madres inicien la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento hasta el alta, ofrecer información y apoyo a las madres que deciden no amamantar, respetando y promoviendo también el desarrollo del vínculo con su hijo, y enseñándoles a preparar y administrar los biberones de sucedáneos de manera segura y de forma individual, y contar con una asistencia al parto acorde con la Estrategia de Atención al Parto Normal del Sistema Nacional de Salud

Asimismo, tras iniciarse en este proceso, y gracias al trabajo de seguimiento y supervisión de los criterios para la acreditación realizado por su Comisión de Lactancia, el Hospital Universitario Infanta Elena ha sido certificado en la fase 2 de la estrategia, centrada en su desarrollo, siendo incluido entre los centros que han conseguido superar alguna fase del proceso entre los años 2015 y 2017, y que han recibido por ello el mencionado certificado.

De esta forma, la siguiente fase consiste en centrar los esfuerzos en completar la formación especializada de los trabajadores del Hospital Universitario Infanta Elena, así como su actualización.

Comentarios