nadar

Nadar es lo más parecido a volar que vas a experimentar en tu vida. La libertad que se tiene en el agua, la tranquilidad y lo “desestresante” de realizar este deporte son algunos de sus muchos beneficios.

Si eres un poco “torpe” y eso de realizar ejercicios en tierra puede llegar a ser peligroso para tu salud no tienes por qué preocuparte, ya que en el agua es difícil darse golpes.

Se ha demostrado que nadar retrasa los signos de envejecimientos gracias a la gran mejora física de quien la realiza.

Está recomendada sobre todo para personas de movilidad reducida, porque en el agua tu peso es más o menos el 10% de lo que lo es habitualmente y es la misma agua la que te sostiene, tú tan solo tienes que desplazarte mediante el uso de las extremidades.

Es un ejercicio que te sirve para combatir el estrés, entre otras muchas cosas, al ser un deporte aeróbico.

  • Estimula la circulación de la sangre.
  • Fortalece el sistema cardiovascular.
  • Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Regula la tensión arterial.
  • Desarrolla los músculos.
  • Corrige la postura del cuerpo.
  • Reduce el estrés.
  • Refuerza los tejidos de las articulaciones evitando probables lesiones.
  • Ayuda el crecimiento y el progreso físico-psíquico.
  • Colabora con el desarrollo psicomotor.
nadar

Tu cuerpo sufre menos

Las articulaciones se desgastan menos al no tener que estar en constante impacto contra el “suelo”.

La hidroterapia está siendo cada vez más recomendada por los médicos para las personas que sufre dolores musculares. Al flotar todo tu cuerpo se coloca y elimina posibles lesiones ayudando así a los músculos, articulaciones y huesos.

Ganas flexibilidad y elasticidad

Si sufres hernias, lumbago, problemas en las caderas o en la espalda nadar conseguirá que uses todos los músculos del cuerpo los tonifiques y fortalezcas y a su vez consigas que las articulaciones sean más “elásticas”.

Con este deporte logras un aumento de rango de movimiento.

Adelgaza

Si estás a dieta para perder peso puedes añadir nadar a tu rutina. En una hora puedes perder hasta medio kilogramo nadando a una intensidad media. La natación es una estupenda quema grasas.

Al perder grasa con el deporte y adquirir consigues que los terribles kilos de más se vayan y no vuelvan.

Si tienes problemas posturales o de espalda nadar te ayuda a corregirlos.

Mejora tu salud

Los ejercicios aeróbicos de poca intensidad, pero realizados durante largos periodos de tiempo, te ayudan a controlar el colesterol en sangre y disminuye los niveles de azúcar en sangre.

La tensión arterial es otra parte de tu cuerpo que se ve favorecida con la natación. Mejora la respiración, fortalece los tejidos, la circulación sanguínea y enfermedades como el colesterol, asma o diabetes.

Aumenta la capacidad pulmonar

Lo primero que te enseñan cuando vas a un curso de natación es a respirar fuera del agua. Cosa con la que te sientes un poco ridículo, pero que es IMPORTANTÍSIMO:

Con cada brazada tienes que ladear la cabeza para tomar aire, así consigues que esto favorezca al sistema respiratorio y que aumente tu capacidad pulmonar.

Cuando nadas bajas la frecuencia cardíaca al funcionar mejor la circulación.

nadar

La natación y los niños

Cada vez son más los padres que apuntan a sus hijos a natación ya sea por miedo a que se vean solos en alguna situación de peligro o porque sean conscientes de todos los beneficios que les aporta:

  • Ayuda a que el niño crezca con el corazón y los pulmones más fuertes.
  • El movimiento y equilibrio se ven beneficiados.
  • La independencia aumenta.
  • Libera el estrés y la tensión nerviosa.
  • Aumento del apetito y mejora de la movilidad intestinal.
nadar

Mejoras psicológicas

Mientras estas nadando estás concentrado en tu respiración y no tienes nada más en la cabeza, es una excelente forma de desconectar de los problemas durante el tiempo que dure el ejercicio. “Tu cuerpo y tu mente se relajan”.

nadar-te-ayudará-a-mejorar-la-toma-de-decisiones

8 motivos por los que nadar te ayudará a mejorar la toma de decisiones

Los beneficios físicos que se obtienen cuando se practica un deporte como la natación saltan a la vista. La natación te ayuda a moldear...

Nadar libera endorfinas que ayuda en los procesos depresivos, potenciando una sensación de bienestar.

A veces conseguir dejar la mente en blanco es casi imposible. sin embargo, con este deporte conseguirás sentirte bien contigo mismo al realizar un esfuerzo físico y te saca del sedentarismo que puede terminar en depresión.