McLaren Honda

Honda sólo tiene un cartucho bajo la recámara: Red Bull. Si esta alianza no les aúpa hasta aspirar al Mundial, su retorno a la Fórmula 1 habrá sido un fracaso. Sus tres años con McLaren fueron un desastre en la pista y fuera de ella. La entidad nipona invirtió millones en una unidad de potencia pésima y tampoco logró mejorar su imagen en el territorio más idóneo: España. Un año y medio después de la ruptura con McLaren, Honda es sólo la décima marca más asociada por los españoles a Fernando Alonso, según el último Barómetro de Índice Deportivo.

La F1 es uno de los escaparates más atractivos para las marcas. Por el abanico de carreras (hasta 22 el próximo curso) y por la variedad de escenarios (en diversos continentes). Y más allá de una audiencia que supera los 500 millones de espectadores, el ‘padock’ se erige como un territorio de promoción y contratos. Un ‘gran circo’ que tienta a los sponsors para promover sus negocios a gran escala. La inversión acostumbra a ser rentable para las empresas, pero no siempre es así. O al menos, en cuanto a nivel de imagen.

Alonso McLaren

McLaren, sin dinero para fichar a Fernando Alonso: necesita un ‘title sponsor’

Tras dos temporadas en pérdidas, la suma de sponsors y la mejora deportiva permitirán a McLaren retomar la fiabilidad económica previa a...

Honda es una de las marcas que más dinero ha desembolsado en la F1 desde su regreso. Las cifras nunca han saltado a la luz, pero se estima el gasto se disparaba por encima de los 300 millones de euros anuales. Una cifra que además de incluir el patrocinio, aglutina el coste de preparación de la unidad de potencia (que proporcionaba a McLaren a coste cero) y la inversión en el desarrollo del I+D+I. Prácticamente Honda costeaba la mitad del presupuesto de los de Woking, de ahí que se prolongara la decisión de ruptura.

EL DESPILFARRO DE HONDA EN LA F1

El divorcio se produjo cuando McLaren percibió que la inversión publicitaria de Honda no costeaba la fuga de patrocinadores. Ahí la entidad nipona dejó de ser rentable y McLaren apostó por asumir nuevamente en solitario todos los costes. Desde entonces los británicos han afrontado una travesía de pérdidas que se ha extendido hasta este mismo año, donde las cuentas han vuelto a salir. Honda, desde entonces, ha variado su estrategia y sólo gasta lo justo: motor y publicidad.

La apuesta económica por Red Bull aspira a ser más rentable para los nipones. La dupla ha experimentado lo que es ganar en este 2019, aunque un posible sorpasso de McLaren-Mercedes en 2021 llevaría a la marca de bebidas energéticas a una situación compleja, ante la cual podría abordar su desaparición de la F1. Para ello Honda tiene que conseguir a corto plazo captar la confianza de nuevas escuderías y de otros mercados. Sino, daría marcha atrás después de haber gastado más de 1.000 millones de euros sin dejar un gran calado.

Honda ha sido una de las marcas que no ha exprimido su imagen correctamente en los territorios dónde ha tenido la posibilidad de hacerlo. España era una opción ideal, pero no ha calado absolutamente nada entre los aficionados. El diario Expansión recoge que el desembolso publicitario de Honda era de unos 100 millones de euros anuales. En total, 300 ‘kilos’ que ha desperdiciado. Y es que no ha sido capaz siquiera de dejar huella en el país de todo un bicampeón del mundo.

HONDA, UNA DE LAS MARCAS MENOS ASOCIADAS A ALONSO EN ESPAÑA

El trío McLaren-Honda-Alonso fue una operación de marketing de manual en la que en principio todos saldrían ganando (independientemente de los resultados). Pero el ridículo en la pista fue de tal calibre que McLaren y Honda acusaron en ventas el desastre en la pista. Un lastre que hubiese compensado si al menos sus marcas se hubiesen asociado a las de un piloto de renombre como Alonso conocido por todo el mundo. Pero no ha sido así.

El último Barómetro de Índice Deportivo recoge que Renault es la marca a la que más identifican con Alonso, tanto los aficionados al deporte como los que no lo siguen. Después estaría Santander (la marca que más ha exprimido su publicidad) y sus otras dos escuderías: Ferrari y McLaren. Repsol, Kimoa, Viceroy… todas están por delante de Honda. Hasta Mercedes (que en su día cumplió la misma función que Honda McLaren) está más identificada con Alonso.

En concreto, en una escala de 0 a 100, Renault es asociada al español en un 70 y Santander, Ferrari y McLaren rondan el 40. Honda apenas supera el seis. Si la marca mantiene su importancia en España en el mundo del deporte es gracias a otra figura: Marc Márquez. La entidad japonesa es sexta en el ranking de españoles que asocian marcas al motor, debido a su alianza con Repsol (la mejor ubicada) en el motociclismo.

La inversión segura de Honda no ha dado resultado ni en la pista ni fuera de ella. Apenas se vincula a Alonso con esta firma pese a los tres años en los que han ‘compartido’ escudería. Una oportunidad de oro la que ha dejado pasar la marca japonesa, ya que el asturiano, pese a las críticas que ha recibido en ocasiones, es el cuarto español mejor valorado en la actualidad, sólo por detrás de Nadal, Gasol e Iniesta.