Martin Martinez, director de negocio de Hello Auto

La española Hello Auto se ha convertido en la primera compañía aseguradora 100% tecnológica y digital de Europa. Se trata de la única “alternativa real” a las aseguradoras tradicionales. Así lo explica Martín Martínez, director general de desarrollo de negocio, en una entrevista con MERCA2, donde aclara que no son una compañía low cost, sino una insurtech con licencia de la Dirección General del Seguro.

El éxito está en sus precios. Ofrecen dos tarifas, Hello Auto Smart y Hello Auto Flex. En la primera se abona una tarifa única al año o al mes. En la segunda, se paga una tarifa mensual fija y una variable en función de los días que se use el coche. Es decir, el cliente decide cuánto quiere ahorrar.

“Puedes pagar 9,99 euros al mes, más 0,48 euros por cada día que cojas el coche. Los clientes deciden en función de las necesidades que tienen”. Por ejemplo, ahora que se ha implantado el teletrabajo, hay gente que durante 4-5 días no utiliza el coche, o que lo alterna con el transporte público, la moto o el coche de empresa. Y Hello Auto Flex da la posibilidad de pagar solo por los días de uso, una opción además, que incentiva a cuidar el medio ambiente. Pues se reducen las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

CRECER EN MEDIO DEL CAOS

Nacer es medio del caos, en pleno 2020, aunque fuera justo antes del estallido de la pandemia, puede parecer una locura. Pero la insurtech ha querido incluso volcarse con sus clientes en este tiempo. Según comenta el director general de desarrollo de negocio, han sido la única aseguradora que ha regalado el seguro el coche a los clientes que no lo han usado durante el confinamiento.

Además, con la implantación del teletrabajo en todas las ciudades de España, su seguro flexible ha encajado a la perfección. Aunque Martínez destaca que no es su única ventaja. Otro de sus puntos fuertes es Hello Auto Connect, un asistente de conducción diseñado por ellos en España y que ya ha llamado la atención en las empresas de otros países, con los que trabajaban para su instalación.

Este “copiloto inteligente” graba continuamente para que, en caso de cualquier emergencia, el conductor, los acompañantes y el vehículo, estén protegidos. Alerta de los problemas que pueden surgir en la carretera durante un viaje, detecta los radares y ofrece la velocidad de la vía. También llama automáticamente a emergencias y comunica a la aseguradora. Paralelamente, ofrece el wifi con conexión 4G. Y desde la app de Hello Auto, se puede conocer la localización del coche en todo momento.

CAMBIO DE PARADIGMA

“Walmart no quiso ni oír hablar de Amazon y mira ahora”, señala Martín Martínez. “A los actores les cuesta moverse y tienen que llegar los nuevos para hacer las cosas que se deben hacer”.

En este contexto surgió Hello Auto, tratando de modernizar un sector, el asegurador, donde las cosas “siempre se han hecho igual”. De hecho, “todas ganan dinero haciendo lo mismo”, por eso no se habían planteado la necesidad de cambiar y esperaban que otro lo hiciera.

Sin embargo, en un año marcado por la fuerte velocidad con la que han crecido los usuarios digitales y en la que las aseguradoras han tenido que ponerse las pilas para poder ofrecer sus servicios por estos canales, el panorama ha cambiado bastante.

Las aseguradoras buscan ahora ofrecer “un valor añadido, formas de diferenciarse”. Pero en opinión de Martínez es algo “complicado” porque el sector no es muy innovador. Por eso, Hello Auto puede presumir de ser una empresa digital que ofrece a los clientes pagar solo por lo que necesitan.

Además, al nacer “sin herencia”, son más ágiles que el resto de aseguradoras y esto “si es un valor añadido”. Cuando eres más pequeño, eres más flexible y las decisiones se toman rápido. “No necesitas tanta burocracia”, comenta.

Eso se traduce en que cada mes crecen en número de clientes, ya superan los 1.000. Y no piensan parar de introducir novedades. Para empezar, quieren añadir más funcionalidades a Hello Auto Connect y actualmente trabajan para que también se pueda pagar gasolina. Pero a su vez, quieren ampliar mercado y no quedarse solo en España.