hong-kong
Hong Kong

En medio de las protestas cada vez más intensas en Hong Kong contra el gobierno chino, de lo único que no han tenido que preocuparse los dirigentes de esta ciudad estado es del desplome de su divisa, el dólar de Hong Kong. 

El “Honkie” no ha tocado el punto más bajo de la banda de cotización contra el dólar desde que comenzaron las protestas hace cuatro meses. 

La última vez que la divisa estuvo en grave peligro de tocar el límite de la banda que establecen las autoridades monetarias de la ciudad para su cotización por abajo, las  7.85 unidades por dólar americano, fue en mayo. Esto a pesar de una brusca caída del mercado de valores de la ciudad, bloqueos repetidos de partes clave de la ciudad y una caída precipitada del gasto en consumo minorista. Incluso en las últimas jornadas ha llegado a apreciarse frente al dólar. 

Los Hegde Funds como  Hayman Capital Management, Crescat Capital y Trium Capital han puesto en marcha estas semanas atrás una operativa de ir contra el dolar de Hong Kong, en la que ya fracaso George Soros en 1998:  Apuestan a que los disturbios estimularán la fuga de capitales, elevarán las tasas de interés y forzarán el abandono de una política monetaria que ha respaldado la economía de Hong Kong durante más de tres décadas, como es llevar su tipo de cambio pegado a una banda de fluctuación relacionada con el dólar americano USD.

https://www.merca2.es/wp-content/uploads/2019/10/USDHKD-4.jpg

Sin embargo, para las autoridades de Hong Kong esa clavija que une su divisa con el Greenback es una de las señas de identidad financiera y están dispuestos a defenderla a sangre y fuego, como ya hicieran cuando intentaron la misma operación los multimillonarios Crispin Odey y Bill Ackman a través de sus fondos de cobertura.

Eddie Yue Wai-man, director ejecutivo de la Hong Kong Monetary Authority

Eddie Yue Wai-man, el nuevo director ejecutivo de la Hong Kong Monetary Authority (HKMA), dijo que defender la vinculación de ambos dolares era su primera prioridad.“No vemos la necesidad y no tenemos intención de cambiar la politica de nuestra divisa vinculada al USD Dollar, ya que es un sistema bien establecido”, dijo Yue en su primer día en el cargo el 2 de octubre. “En adelante-añadió– continuaremos monitoreando de cerca la evolución del mercado para asegurar la estabilidad de la moneda y el funcionamiento ordenado del mercado monetario bajo nuestro sistema de cambio “.

El rebote del “Honkie” en el mercado en septiembre puede haberles costado a los bajistas en la divisa pérdidas por más de 12.500 millones de dólares de Hong Kong.

La causa de que el dólar de Hong Kong no se desplome a pesar de la incertidumbre puede estar en que el capital extranjero no está saliendo de la ciudad, dando apoyo a la estabilidad económica de la ex colonia británica.  Tan solo 4 mil millones de dólares salieron de la ciudad en el zenith de las protestas entre junio y agosto con destino a Singapur, la ciudad con la que rivaliza Hong Kong por ser la capital financiera de Asia. 

Algunos analistas señalan que la desestabilización de Hong Kong por parte de China es parte de un plan a largo plazo de la potencia mundial para aparentar que ellos mandan en china pero que en ningún caso hay interés en acabar con el dólar hongkones, como explica Leland Miller, CEO del Libro Internacional  “Beis” sobre China: Es bastante improbable. Hay que tener en cuenta que esto no es bueno para China, para China es bueno que se restaure el orden en Hong Kong para aparentar que ellos mandan, pero ellos no están buscando romper el dólar hongkonesAdemas desde la plaza de Tianamen, uno de los peores desastres en materia de imagen pública de la historia, los Chinos no van a hacer nada que suponga usar la fuerza de la policía y estos chicos son los mejores somentiendo a manifestantes..ellos tenian un plan desde hace años y esto solo esta empezando” 

Los analistas financieros apuntan a que la mejoría del Honkie puede deberse a una reducción de la brecha entre los costos de endeudamiento local en dólares americanos  como consecuencia de la vuelta de la FED  a una política monetaria acomodaticia.  

A finales de febrero de este año, la tasa interbancaria a un mes de Hong Kong, conocida como Hibor, estaba aproximadamente 1,6 puntos porcentuales por debajo del equivalente de la tasa Libor de Estados Unidos, lo que hacía rentable endeudarse en la moneda local y comprar activos estadounidenses. Ahora la diferencia es inferior a 25 puntos básicos. 

De esta manera desaparecen las presiones cambiarias sobre el dólar hongkones y sobre su tipo de cambio pegado a una banda de fluctuación referenciada al dólar americano que se estableció en 1983.  

Cuando el par dólar americano contra dólar hongkones alcanzo la parte alta en los 7,85, la autoridad monetaria de Hong Kong intervino en el pasado vendiendo sus divisas extranjeras y comprando la divisa local para evitar que esta banda establecida en 1983 saltara por los aires. 

De hecho, la Autoridad Monetaria de Hong Kong gastó HK casi 4000 millones de dólares americanos en defensa de la moneda en marzo después de que el honkie cayera más allá del extremo débil de la banda comercial. 

Sin embargo, es descartable que China ataque a la divisa honkonesa porque la mayor parte de las compañías chinas necesitan los mercados de capitales hongkoneses para conseguir financiación para salir fuera del gigante asiático como explica Hudson Lockett corresponsal del Financial Times para mercados asiáticos: Los controles de capital sobre el Reminbi significa que si las compañías Chinas quieren expandirse fuera del país necesitan sacar dinero de China y por el momento un tercio de las emisiones de Bonos de las empresas chinas se hacen en Hong Kong ¿Pueden las compañías chinas financiarse en New York o Londres? En teoría si, pero la falta de conocimiento de las mismas en estos mercados lo hace más difícil para muchas de ellas” 

Los bajistas han estado merodeando sobre futuro cadáver del tipo de cambio del dólar Hong Kong pegado al billete verde. Los fondos de cobertura, como Hayman Capital Management, apostaron contra el Honkie creyendo que los disturbios estimularán la fuga de capitales, elevarán las tasas de interés y forzarán el abandono de una política monetaria que ha respaldado la economía de Hong Kong durante más de tres décadas. 

 El gobierno local puede tomar medidas más extremas para reducir las protestas, lo que podría sorprender a los inversores que perderían su pulso por hundir la divisa de la ciudad estado. 

Los expertos señalan que si la moneda no ha caído ya en pleno apogeo de los disturbios es difícil que lo haga más delante. La mayoría de los inversores pueden terminar desistiendo de la apuesta bajista si ven que la situación se normaliza. 

El dólar de Hong Kong se convirtió en la novena moneda más negociada en el mundo a principios de este año, ubicándose justo por debajo del yuan, según el Banco de Pagos Internacionales (BIS). 

La moneda de la ciudad representó el 3,5 por ciento de la negociación diaria promedio global de los traders de divisas en abril 2019, en comparación con el 1,7 por ciento durante el mismo mes de 2016, última fecha de la antrior encuesta trienal realizada por BIS. 

Eso lo ayudó a escalar cuatro puntos y casi igualar el yuan, cuya participación aumentó a 4,3 por ciento desde 4 por ciento en 2016.