Grupo HAM ha inaugurado en Irún (Guipúzcoa) la primera gasinera soterrada de Europa de gas natural licuado (GNL) y gas natural comprimido (GNC), que cuenta con un tanque directamente bajo tierra.

Tal como ha indicado la empresa, la estación de servicio se encuentra ubicada en solo 310 metros cuadrados, siendo totalmente transitable por vehículos en un 95% de su superficie, “eliminando de este modo cualquier impacto en los flujos de circulación de los vehículos y reduciendo el impacto estético”.

Esta gasinera dispone de un tanque de 80.000 litros de capacidad de GNL soterrado, que utiliza de una bomba sumergida para suministrar hasta 10.000 kilos al día.

“La estación de servicio GNC-GNL, más segura y con menores distancias de seguridad necesarias, se monitoriza de forma remota, garantizando su perfecto funcionamiento y permitiendo solucionar rápidamente cualquier incidencia”, ha indicado HAM.

Según la compañía, la inauguración de este servicio ha sido posible gracias al desarrollo del Proyecto Yellow, que trata de llevar a cabo avances de alta calidad y fiabilidad en la mejora de las infraestructuras.