Halcón Viajes

La falta de un proyecto ilusionante, los cierres de oficinas y el baile de directores generales en Globalia no han ayudado a levantar uno de sus negocios históricos: el minorista. Halcón Viajes ha registrado su peor cifra de negocio desde el ERE de 2013. Y lo ha hecho en un momento dulce para Pepe Hidalgo, con Air Europa tirando del beneficio del grupo y el lanzamiento de una nueva aerolínea en Brasil.

En 2018, Halcón Viajes registró una facturación de 650 millones de euros, muy por debajo de los 991 millones de euros registrada en 2017 o los 1.000 millones de 2016. Si bien es cierto, el pasado año se creó Globalia Corporate Travel, una sociedad que opera como agencia de viajes para empresas, mediante la escisión de una parte del negocio que hasta entonces recogía Viajes Halcón en su cuenta de explotación. Sus ventas alcanzaron los 303 millones de euros, según se desprende de la memoria anual.

Cifra de negocios en 2018 de la división minorista de Globalia.

Aún con esas, las cifras de ventas de la división minorista –la segunda área de calado del grupo– son las más bajas de los últimos cinco años. Viajes Halcón, Viajes Ecuador y Globalia Corporate facturaron 980 millones de euros, un 16% menos que el año anterior. Esta división supone casi un 30% de sus ingresos; sin embargo, cada año sus ingresos caen. 

La caída en ventas de Halcón Viajes se ha convertido en un problema para la buena evolución del beneficio de Globalia, especialmente de Air Europa

Fuentes del grupo han declinado ofrecer explicaciones a MERCA2 sobre la caída en ventas y se han remitido a su memoria anual, donde recuerdan que “continúa el proceso de adaptación al mercado, ajustando a la baja el número de oficinas propias abiertas al público, cerrando aquellas que no contribuían efectivamente en forma positiva a la cuenta de resultados consolidada del grupo. Como contrapartida, la división continúa con el proceso de atracción de oficinas en régimen de franquicia”. Las previsiones son mejores: estiman un crecimiento del 2% para 2019.

Donde parece que se ha estabilizado ha sido en el cierre de tiendas. El pasado año lo cerró con un total de 837 puntos de venta, lo que supone un incremento del 3,2% en comparación con las 811 oficinas que tenía el ejercicio anterior. El grupo se vio obligado a realizar un profundo ejercicio de reestructuración y cierre de oficinas a partir de 2011, cuando alcanzó la cifra récord de 1.410 tiendas. 

Entre 2013 y 2014 puso en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en su red Halcón Viajes y Viajes Ecuador que alcanzó a más de 350 empleados. De hecho, en 2018, el número medio de empleados descendió hasta los 1.252 (un 24% menos).

AÑOS COMPLICADOS

Siempre ha estado sobre la mesa de los Hidalgo la necesidad de buscar un socio para Halcón Viajes. Una urgencia mayor con Javier Hidalgo como consejero delegado desde 2016. Con él a los mandos, se completó la venta de 70 agencias de Halcón Viajes en Portugal a Ávoris, la división de viajes de Grupo Barceló.

En octubre de 2017, Carmen López Pintor se convirtió en directora general de Halcón Viajes y Viajes Ecuador. Una vieja conocida de la casa ya que estuvo al frente de la división de handling, Groundforce. Pero su gestión no ha supuesto el renacer de las ventas de las agencias. Motivo que ha reavivado los rumores por buscar un nuevo director de orquesta.

Imserso

¿Hay vida más allá de los viajes del Imserso? Estas son las alternativas

Un total de 900.000 plazas, 350 hoteles y 12.000 empleos. Eso es lo que grosso modo se juegan las empresas participantes, el...

Y es precisamente con el hijo de Pepe Hidalgo al frente cuando también se han producido dos de las salidas más sonadas del sector. En menos de dos años, han pasado dos directores generales por Globalia. Pedro Serrahima –procedente de Pepephone– duró un año. Le sustituyó Juan Arrizabalaga, hasta entonces CEO de la tabaquera Altadis; pero aguantó solo seis meses.

AIR EUROPA TIRA DE LOS INGRESOS

La situación a pie de calle nada tiene que ver si miramos al cielo. Su división aérea con Air Europa aporta el 52% de los ingresos totales del grupo y es su negocio más rentable con unos ingresos de 2.114,52 millones de euros en 2018, un 9,3% más en comparación con el año anterior.

Además, Globalia lanzará una aerolínea en Brasil –mercado en el que Aena gestionará seis aeropuertos en 2020–. Se debe a un cambio regulatorio que ahora permite a las compañías extranjeras controlar aerolíneas en el país.

Globalia cerró 2018 con un beneficio neto de 48,7 millones de euros, lo que supone triplicar las ganancias de 16,5 millones de euros registradas un año antes. Así, encadena dos años consecutivos de ganancias tras los números rojos de 17,8 millones de euros que el grupo turístico registró en el ejercicio de 2016. Por otro lado, la compañía logró una facturación consolidada de 3.850 millones de euros, lo que supone un 4,3% más que el año anterior, la mayor cifra desde 2014.