Aunque parecía imposible hace una semana, la patronal de las telecomunicaciones y la economía digital, Ametic, está incluso más dividida. Es una guerra abierta como nunca antes se había visto.

Ya no es que los socios hayan empezado a enviar burofaxes para abandonarla (que lo están haciendo), sino que miembros de la plantilla y de sus distintas comisiones manifiestan “bochorno” por el drástico comunicado en el que ponían a los operadores a caer del burro, los acusaban de monopolistas, culpaban a los medios de haberse entregado a la causa de la oposición, pedían la canonización de presidente en funciones, José Manuel de Riva y afirmaban que, en realidad, estarían mejor sin los operadores.

Con este comunicado se tira por la borda nuestro esfuerzo

Más de un presidente de comisiones sectoriales de Ametic lamentaron haberse enterado por el comunicado por la prensa. “No era consciente de ese comunicado. Más allá de interpretaciones de los objetivos de unos y otros, creo que sí deberían volver las empresas que se han ido, pero tras este comunicado lo veo más difícil. Eso de que Ametic está mejor sin las empresas que se han ido no me parece muy creíble. Además, estamos en funciones. Para mí el mensaje era el contrario. Después de haber hecho el gesto de redactar los nuevos estatutos y someterlos a la asamblea, quizá ese gesto se apreciaba por los que se salieron, animándoles a volver. Pero ya, con el comunicado, se tira por la borda el esfuerzo. Mi postura no es la del comunicado”, confió uno de ellos a merca2.es.

“Las empresas que han manifestado su intención de irse se cuentan por docenas. Han empezado ya a llegar burofaxes. El problema es que ni siquiera el comunicado tenía sentido, al marcar una diferencia entre empresas y afirmar taxativamente que las empresas que se han ido son prescindibles por ser de telecomunicaciones o sus proveedores”, lamentó un integrante de la plantilla.

Un comunicado obra de los más radicales

Fuentes próximas a Telefónica confimaron que el comunicado no ha sido consensuado entre los miembros, que ha sido obra de los más radicales y que han recibido quejas por aquellos a quienes no se ha preguntado. “Lo que más nos ha repetido la gente es que es tan esperpéntico que hace hasta gracia, por los despropósitos que incluye. No sólo por las bobadas qué dicen sobre la Economía Digital, sino porque las 70 empresas que se han ido son de todos los colores. Decir que Iecisa, Indra, IBM, Altitude, Everis, HP, Cisco o Zed son de infraestructuras es de un desconocimiento del sector preocupante”, lamentan.

Los portavoces oficiales de la operadora se limitaron a lanzar un escueto comunicado: “Telefónica da por cerrado un ciclo en esta asociación que, excepto en los últimos años, había respondido a nuestras necesidades. Nuestro agradecimiento a la labor realizada por el equipo contratado que trabaja en la asociación“.

Fuentes de diversas empresas han confirmado que ya han sido contactados para la creación de una nueva patronal que debería ponerse en marcha en breve plazo y responder de manera más satisfactoria a sus miembros.