fútbol
Simeone, entrenador del Atlético de Madrid y una de las grandes estrellas del fútbol en España.

Orange ofrece el fútbol gratis, MiTele Plus genera dudas y comienza a rebajar su precio de salida, Dazn se aparta de la ecuación y en Telefónica se esperan movimientos para competir con el operador naranja y con la OTT de Basile. Vuelve la guerra del fútbol. Un conflicto del que el cliente saca una única conclusión: no contratar nada hasta el último momento, porque las armas de los implicados están en todo lo alto y todavía pueden aprovechar una oferta de última hora.

Faltan poco más de 10 días para que comience el campeonato de Liga y todavía son muchos usuarios los que no tienen claro dónde verán el fútbol la próxima temporada. Primero, porque ni la Federación ni Tebas se han puesto de acuerdo de cuándo arrancará. Rubiales pretende que sea el sábado 17 de agosto y La Liga el viernes 16 de agosto. Será la Justicia quién dictamine la fecha el próximo día 7.

Salvado ese escollo, al aficionado al deporte rey se le abren distintas opciones para ver el fútbol. Todo un abanico de posibilidades que han encrudecido -un año más- la guerra de la retransmisión de este contenido. Los derechos pertenecen a Telefónica -4.000 millones de euros-, pero Orange y MiTele Plus también ofrecerán el fútbol tras llegar a un acuerdo económico con los de Álvarez-Pallete. Primer problema resuelto, el usuario ya sabe que tiene tres opciones para elegir.

DAZN

La gran mentira de DAZN: dobla su precio tras la entrada de Eurosport

DAZN incrementa el precio de su tarifa hasta 9,99 euros, cuando antes era de 4,99 euros al mes. La plataforma ha llegado...
DAZN

La gran mentira de DAZN: dobla su precio tras la entrada de Eurosport

DAZN incrementa el precio de su tarifa hasta 9,99 euros, cuando antes era de 4,99 euros al mes. La plataforma ha llegado...

En esta particular contienda, Orange es el que ha golpeado primero. El operador de telecomunicaciones ha lanzado este pasado lunes una oferta de Jazztel con la que ofrece toda LaLiga -nueve partidos que incluyen El Partidazo, más la segunda división- por un euro hasta 2020.

Una oferta que se complementa con una promoción de fibra 100 megas, llamadas ilimitadas y 25GB por solo 25 euros durante tres meses. La oferta del fútbol estará disponible para aquellos que contraten las tarifas Doblemente Irresistible, Irresistible y Básico Plus hasta el 31 de agosto. Estos paquetes convergentes también se encuentran en promoción, por lo que adquirirlos estos meses de verano tendrá un coste de 60 euros con Liga y 76 euros con Liga y Champions. Ya sin promoción, el coste será de 75 y 91 euros, respectivamente.

Este movimiento de Orange ha dejado en fuera de juego a Telefónica, aunque es a la plataforma MiTele Plus a la que más le afecta -de momento-. Porque esta OTT de Mediaset había anunciado hace tan sólo unas semanas el precio para disfrutar de todo el fútbol en internet: 35 euros al mes. Un precio muy criticado -y celebrado en los operadores tradicionales- para una plataforma de la que ya se ha dudado de su conectividad, según señalan fuentes del sector.

Tras recibir varios palos por esta tarifa, MiTele Plus corrigió sus condiciones y anunció la semana pasada una rebaja de cinco euros a los que se abonaran antes del 31 de agosto. Además, Mitele Plus lanzó una opción de inicio de sesión hasta en cinco dispositivos a la vez, con la posibilidad de reproducir hasta dos de ellos de forma simultánea, uno en HD y otro en SD. O lo que es lo mismo, dos personas pueden comprar el fútbol y pagar así la mitad, porque pueden disfrutar del visionado a la vez. MiTele Plus corrigió a tiempo, pero ahora Orange y su oferta de fútbol gratis acaban de asestar un gran golpe en la mandíbula de Basile.

El tercer agente en este conflicto es Telefónica, que es precisamente quien adquirió a La Liga los derechos de emisión del deporte rey. El desembolso del operador -4.000 millones de euros por tres años- limita mucho el precio que ofrece a sus clientes por ver este contenido. Pero ahora Orange se lo ha puesto mucho más complicado al llevar la guerra al bajo coste. Algo de la inversión ha conseguido recuperar tras vender el fútbol a la propia Orange y a MiTele, pero no lo suficiente como para competir en precios con estas dos. A pesar de esta circunstancia, fuentes del mercado señalan que en los próximos días los de Álvarez-Pallete se moverán para lanzar alguna nueva oferta a sus abonados.

En este escenario, el usuario sabe que en estos momentos tiene la sartén por el mango. Cuanto más pelea exista entre los distintos agentes implicados, más bajo será el precio que tengan que pagar por ver el fútbol. Por este motivo, los clientes de unos y de otros esperarán hasta última hora para contratar estos servicios. Hay pocos que tengan claro dónde y qué contratarán.