Ecoembes, la empresa gestora del reciclaje en España, se enorgullece de los resultados que deja el 2018. Son 37 millones de españoles los que reciclan, lo que se traduce en 1.453.123 toneladas de envases. La organización medioambiental publica sus datos  y según las cifras, nuestro país es un referente en esta materia; aunque ocupamos el puesto número 15 a nivel europeo en generación de residuos. Sin embargo, Greenpeace no está del todo de acuerdo con los resultados anuales de Ecoembes.

El 2018 terminó con un incremento del 12,3% con respecto al año anterior en envases, es decir, el contenedor amarillo se llenó más. Por su parte, el contenedor azul, o lo que es lo mismo, el reciclaje de papel y cartón aumentó en 12,4%.  Desde Ecoembes justifican estos resultados por instalación de 10.000 nuevos contenedores y 7.400 puntos de reciclaje en lugares de alta afluencia. Y aseguran que la concienciación ciudadana ha jugado un papel protagonista y también ha influido en la consecución de los objetivos.

Un informe publicado por Greenpeace en marzo de 2019 sobre la gestión de residuos de envases plásticos en España cuestiona los datos sobre reciclaje de Ecoembes. Desde la organización ecologista no muestran sorpresa ante los datos tan positivos que publica Ecoembes. La ley obliga a las empresas productoras a recuperar los envases producidos, y como asociación de empresas la conclusión es sencilla: recuperan aquello que ellos mismos generan.

Mercadona

Mercadona y el medio ambiente: predica contra el plástico, pero aumenta un 12% su uso

El compromiso de Mercadona con el medio ambiente parece fuera de duda si nos ateneos a sus manifestaciones públicas. Sus palabras, que se pueden...

El responsable de la campaña de plásticos en Greenpeace, Julio Barea, aclara que desde Ecoembes responsabilizan al ciudadano de las cifras de reciclaje y ellos se lavan la cara. Los datos de reciclaje que cada año recoge Ecoembes son más positivos para el medio ambiente, pero no vemos que cada año todo esté más limpio”, concluye.

Ecoembes son los principales beneficiados por el reciclaje, ya que se trata de una organización creada por y para las empresas. Sin duda son una parte interesada en el proceso, indica Barea. De hecho, Ecoembes sostiene que no obtiene ningún beneficio del reciclaje, más allá de los beneficios ambientales, como ahorros de emisiones de CO2, energía y agua que conlleva reciclar. Los ingresos por punto verde y recuperación de material teóricamente no genera beneficio, por lo que se destina a campañas de publicidad, sueldos y mantenimiento interno de la asociación.

EL MONOPOLIO DE ECOEMBES

Desde Greenpeace apuestan por el reciclaje y luchan  por cambiar la estrategia de Ecoembes con una propuesta que presenta porcentajes de recuperación mucho más elevados. Se trata del Sistema de Depósito Devolución y Retorno, algo que no interesa demasiado porque rompería con el monopolio que se está ejerciendo sobre la publicación de datos sobre los envases. Ya que es la propia organización la que audita sus propios datos.

Ecoembes señala a Baleares, País Vasco y Navarra como las comunidades que han registrado un incremento importante en sus datos de reciclaje durante el pasado año; mientras que en la otra cara de la moneda se sitúan la Comunidad Valenciana, Murcia y Canarias.

Otra de las cuestiones que afecta directamente a los datos de reciclaje de plástico es la medida de los supermercados de eliminar el envasado de plástico y sustituirlo por papel. Aunque declaran desde Ecoemebes: “ Esto no nos perjudica. Todo lo contrario. Aspiramos con nuestro trabajo a una sociedad verdaderamente circular, que necesariamente trabaje la reducción y llegue al residuo cero y por supuesto que sea a 100% recicladora. No se puede tolerar el despilfarro y no puede haber un plástico sin reciclar”.

En cualquier caso, el reciclaje es una medida en pro del medio ambiente y  no puede convertirse en un interés empresarial. “Tienen que cambiar mucho las cosas, pero no quieren dejar de ganar ni un céntimo con cada envase”, termina Barea de Greenpeace.