El 23 de abril del año 2000 la televisión española cambió para siempre con el arranque de ‘Gran Hermano’, concurso que abrió el fenómeno de los realities en nuestro país. El formato conducido por Mercedes Milá acabó su primera edición con el triunfo de Ismael Beiro, ganador del encierre voluntario cuyas galas promediaron un antológico 51,2% de share, ni más ni menos que 25 puntos más que la media diaria de Telecinco por aquel entonces.

Pero en 2017, con su mayoría de edad con la edición 18, el reality-show, ahora comandado por Jorge Javier Vázquez, ha caído a un escuálido 13,7% de share de media, tan solo nueve décimas por encima del promedio de la cadena amiga. Pero el drama es evidente: los debates que modera Jordi González no alcanzan siquiera las dos cifras, el concurso ha perdido más de 9 puntos respecto a la última edición presentada por Mercedes Milá, y las galas de los martes conducidas por Lara Álvarez y las ediciones de ‘Última hora’ presentadas por Sandra Barneda han sido canceladas mientras los fans ejercían presión, obteniendo de ella la reapertura del clausurado Canal 24 horas.

En la trinchera contraria aparece el formato más emblemático de Antena 3, ‘Los Simpson’, que, en el año 2000, según los datos publicados por El Mundo esta semana, marcaban un extraordinario 26,2% de media, cinco puntos por encima de la cadena. Diez años después se mantenían 4,6 puntos por encima de la media diaria de Antena 3, pero este año marcaban un pobre 9,4%, tres puntos por debajo de los datos habituales de la cadena estrella de Atresmedia.

La cobertura sobre Catalunya obligó hace unos días a Antena 3 a cambiar su programación para estirar su magazine informativo matinal, ‘Espejo Público’, con un baile en la programación que sacrificaba de forma temporal a la sitcom de la familia de Springfield. Pero los espectadores, pese algunas aisladas críticas, acogieron de forma positiva los cambios, superando ampliamente en el mediodía ‘La ruleta de la suerte’ a los datos de su antecesor. Este hecho ha forzado a Atresmedia a mover su sitcom al mediodía de Neox, cadena que ha recibido con los brazos abiertos a ‘Los Simpson’, que este lunes rozaban el medio millón de espectadores y superaban el 4% de share en una cadena que promedió un 2,4% en el total diario.

¿Qué ha ocurrido con ‘Gran Hermano’ y ‘Los Simpson’ para que se haya producido un evidente éxodo de espectadores? ¿Se han cansado los fans de ambos productos? ¿Han estirado en demasía Telecinco y Antena 3 el chicle? Es posible que Telecinco se haya equivocado pretendiendo que ‘Gran Hermano’, con su edición VIP adicional, se pueda mantener año a año con más de seis meses plagando la parrilla.

Y también es probable que las estrategias publicitarias de Antena 3 con ‘Los Simpson’ no hayan sido las propicias. Pero también es real que Mediaset y Atresmedia no dan por agotados ambos formatos, el primero tiene casi asegurado llegar a finales de año y el segundo se mantiene en su principal canal en los fines de semana. La caída de audiencia de ambos ha provocado ríos de tinta, pero el anómalo arranque de la temporada también ha estado marcado por una caída de la inversión publicitaria que ha provocado que las parrillas de los principales canales estén marcadas por un buscado perfil bajo.

Tan solo se salva en este campo La 1 de TVE, que lidera los martes con ‘MasterChef Celebrity’ y los jueves con ‘Estoy vivo’. La cadena pública buscará lograr el primer lugar también en las noches de los domingos con Carlos Herrera y su show interactivo ‘¿Cómo lo ves?’ y en un principio en las noches de los miércoles con ‘Operación Triunfo’, concurso que ha recordado que todavía no ha anunciado de forma oficial la fecha de estreno.

En Telecinco a la caída de ‘Gran Hermano’ se le suman los últimos malos datos de ‘Mi casa es la tuya’ y ‘Ella es tu padre’, y en Antena 3 tampoco han brillado ‘Me cambio de década’ o ‘El Incidente’. En Cuatro ‘Ven a cenar conmigo’ no ha llegado con los números esperados mientras ‘Dani & Flo’ siguen sin mejorar, superados por La Sexta, cuya cobertura sobre el procés le ha hecho dispararse a máximos históricos en octubre.

Comentarios de Facebook