Alquiler Cataluña
Imagen aérea de Barcelona.

La consejera de Justicia de la Generalitat de Catalunya, Ester Capella, ha afirmado este miércoles “que el Govern persistirá en la necesidad de regular el mercado del alquiler en Cataluña y, especialmente, en Barcelona”.

“Barcelona ha registrado un incremento del 38% del precio del alquiler en los últimos años”, ha declarado la consejera durante la apertura de la VII edición del Fórum Immoscòpia, uno de las principales citas inmobiliarias del año en la Ciudad Condal. “Es necesaria la ordenación de las reglas del juego en el mercado inmobiliario”, ha subrayado.

La antigua portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona ha incidido en la importancia de tomar medidas desde el poder político. “Hay muchos casos de familias víctimas de la crisis que han estado obligadas a abandonar sus viviendas, su barrio e incluso su ciudad”, ha apuntado. Ester Capella ha insistido en que “no podemos quedarnos de brazos cruzados”. Por eso, el objetivo del Govern es facilitar el acceso de la ciudadanía al alquiler, para lo cual resulta importante sensibilizar al sector y dar garantías jurídicas a los propietarios. “Necesitamos instrumentos útiles para garantizar el acceso a la vivienda en Catalunya”, ha afirmado Capella.

La jornada, organizada por el colectivo API – Colegios y Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya, ha contado con la presencia de más de 500 profesionales del sector inmobiliario que has asistido al Auditorio AXA de Barcelona.

EL ALQUILER, CUESTIÓN DE ESTADO

A pesar de la convulsa situación política que vive Cataluña, el Govern tiene tiempo para actuar en el mercado del alquiler. Si no hay un adelanto electoral, situación que algunos medios apuntan, la legislatura termina en 2021. Más de un año de margen.

Lo que habrá que ver es si podrá tomar medidas reales antes de que lo haga el Gobierno central. Mientras aún están abiertas las negociaciones con los partidos políticos para formar un Ejecutivo estable, las últimas quinielas apuntan a un miembro de Unidas Podemos en la cartera de Vivienda.

La vivienda, y el alquiler en concreto, fue uno de los ejes principales de sus programas para las elecciones generales del 10 de noviembre. El de Unidas Podemos es claro a la hora de describir sus medidas en el mercado del alquiler. Así lo indica en sus puntos 203, 204 y 205.

  1. Intervenir el mercado del alquiler para impedir subidas abusivas mediante el control de precios y garantizar un alquiler estable y seguro para personas inquilinas y pequeñas propietarias. Para ello, estableceremos mecanismos de control y regulación de los precios del alquiler mediante la creación de índices de precios de referencia adaptados a las realidades locales, para lo que se habilitará a los Ayuntamientos con el fin de que puedan regular los precios en barrios y zonas con precios especialmente tensionados, con el objetivo de que ninguna familia pague más del 30 % de su renta en concepto de alquiler.
  2. Garantizar un alquiler estable, asequible y seguro. Para asegurar la renta y la estabilidad del contrato en beneficio de ambas partes, se implantará un contrato de arrendamiento indefinido, estableciendo causas claras de rescisión justificada. En los casos en que el arrendatario sea especialmente vulnerable y el arrendador sea un gran propietario de viviendas (sociedades inmobiliarias y fondos buitre), el contrato de alquiler se prorrogará de manera automática.
  3. Crear un gran parque de alquiler público de precio asequible mediante la cesión obligatoria y las sanciones a los grandes tenedores de vivienda vacía, así como la construcción de vivienda donde sea necesario. Siguiendo el modelo exitoso de ciudades europeas como Viena, incrementaremos en 50.000 viviendas al año, durante toda la legislatura, el parque de vivienda en alquiler social mediante un mecanismo de cesión obligatoria de las viviendas vacías de los grandes tenedores de vivienda, junto con otros sancionatorios, para impedir el acaparamiento y la especulación con viviendas vacías. Aumentaremos la inversión pública en vivienda hasta equipararla a la media europea. Paralizaremos y revertiremos la privatización de viviendas públicas y la venta de suelo público. Impulsaremos nuevas figuras de cesión de uso de vivienda a la Administración, a cambio de una garantía suficiente de cobro y conservación de la vivienda, junto con formas alternativas de tenencia. La juventud tendrá un acceso prioritario a este parque de viviendas.

Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el encargado de formar Gobierno, incluyó el alquiler para jóvenes como uno de sus tres grandes prioridades. No habla en ningún momento de regular el mercado. Aunque de manera más vaga que Unidas Podemos, el partido liderado por Pedro Sánchez especifica en su programa que:

  • Fomentaremos la promoción y el uso de vivienda de alquiler social, movilizando suelo público que se encuentre disponible mediante la cesión de derecho de superficie y favoreciendo el uso de mecanismos público-privados.
  • Se reforzará el papel de sepes y del ICO en la política de vivienda, para fomentar la construcción de nueva vivienda de alquiler social, así como la rehabilitación de viviendas existentes, incorporando las exigencias europeas para garantizar su plena sostenibilidad.
  • Se reestablecerá la renta básica de emancipación para el alquiler de vivienda por parte de jóvenes con ingresos bajos.