Presentación de Google Stadia

Los videojuegos han ido evolucionando en cuanto a gráficos y jugabilidad. Cuando la tecnología de realidad virtual y realidad aumentada han madurado también han cambiado la forma en la que juegas. Pero ahora se ha dado otro nuevo paso con los videojuegos en streaming, como un servicio más de la nube con Google Stadia.

Hasta ahora, lo normal era ejecutar el videojuego en local, es decir, usando los recursos de tu hardware. Esto tiene sus desventajas. Por ejemplo, si tienes pocos recursos, el videojuego puede tardar en cargar, se puede ralentizar durante la ejecución, quizás no puedas ejecutarlo con la configuración más elevada en cuanto a gráficos, e incluso que no funcione en absoluto en tu equipo.

La nube está moviendo la ejecución de servicios y aplicaciones desde local (tu dispositivo) a los grandes data center. Pronto, servicios que ahora se ejecutan en local irán desapareciendo poco a poco para sumergirnos en un mundo fuertemente basado en servicios cloud.

Google quiere darle una solución a eso. Pagando una suscripción para su servicio cloud Stadia, podrás acceder a un gran catalogo de videojuegos que serán enviados a tu equipo por streaming. Es decir, algo similar a los vídeos de Youtube, Netflix, Spotify, pero en vez de ofrecer vídeo o música te ofrecen videojuegos.

Desde tu dispositivo, tenga el hardware que tenga, y sea la plataforma que sea, ya que es universal, Google ejecutará el videojuego en sus servidores y te permitirá jugar. El potente supercomputador que hay en el data center es capaz de ofrecerte el videojuego a resolución 4K y 60 FPS (Frames Per Second) con soporte HDR.

Para el acceso, solo necesitas un navegador Google Chrome o soporte para Chromecast. Eso permite jugar en PCs de todo tipo, y dispositivos móviles como tablets y smartphones, SmartTVs… Y aunque sea un dispositivo con pocos recursos, el videojuego se cargará en segundos, sin necesidad de instalarlo, solo seleccionar a qué quieres jugar de los juegos que hay disponibles en el catálogo y comenzar la partida sin esperas.

También necesitarás un mando especial. Puedes reservarlo ya por 129€. El mando llamado Stadia Controller es bastante similar al que puedes tener en la Nintendo, Xbox o en la PlayStation. Con una serie de botones y joysticks para controlar todo lo necesario durante la partida.

Sony también ha querido hacer esto con PlayStation Now, y Microsoft lo mismo con xCloud. Pero no parecen tan impresionantes como Google Stadia. Además, el catálogo de videojuegos de Stadia parece muy suculento y crecerá progresivamente para ofrecer más títulos a los gamers.

Hardware de Google Stadia

Para que todas esas prestaciones sean posibles, el data center de Google necesita un gran servidor, un supercomputador que consiga ejecutar todos esos videojuegos que demandan los suscriptores para emitir el resultado por streaming a 4K y 60 FPS. Y eso significa tener ingentes cantidades de recursos y capacidad de procesamiento.

Inicialmente, el servidor tendrá miles de chips de procesamiento Intel Xeon a 2.7 Ghz con extensiones AVX2 y 9.5 MB de cache L2+L3. A ellos se les unen las miles de GPUs Radeon personalizadas de AMD con memoria HBM2 y 56 unidades de cómputo cada una para conseguir 10.7 TFLOPS. Los discos duros serán de estado sólido, es decir, SSD. Cada CPU y GPU compartirán 16 GB RAM con un ancho de banda de 484 GB/s.

Ese servidor, estará controlado por un sistema operativo GNU/Linux para dar una mayor seguridad, potencia, estabilidad y robustez, así como mejores gráficos gracias a la API gráfica Vulkan. Además, están intentando integrar LLVM para desarrolladores, etc.

Google Android con Modo Oscuro

Aplicaciones de Google con modo oscuro, descubre cuáles son

Cada vez hacemos más uso de las nuevas tecnologías. Nuestros ojos no están acostumbrados a pasar tanto tiempo mirando pantallas con colores...

Sin duda unas prestaciones envidiables a las que tendrás acceso desde tu dispositivo para poder ejecutar los videojuegos allí y que solo tengas que preocuparte de elegir a qué quieres jugar