Google

Google tiene una bendita capacidad para quemar dinero sin problema. Si algo no funciona, a otra cosa. El problema es cuando llega tarde a un nicho de negocio, que a veces suele pasar. En ese caso, ¿vale con el dinero para ponerse a la altura? El mundo podcast es una realidad, y el gigante estadounidense no ha cogido el ritmo.

Rivales directos en este ámbito de negocio, como Spotify o Apple, parecen haber conseguido un nicho de fieles que usan sus plataformas para escuchar podcast. Esto es algo que Google lo estaba viendo y, finalmente, ha decidido tomar cartas en el asunto.

Así, según el portal especializado 9to5, la compañía tecnológica está rediseñando su plataforma de podcast para los usuarios de Android y, de esta manera, estaría eliminando en unos casos y mejorando en otros, los problemas que actualmente tienen con la aplicación de este servicio. Básicamente porque una gran parte de su comunidad, o lo que potencialmente podría ser su base de usuarios, siguen prefiriendo otras alternativas.

Según desvelan desde este medio, una de las obsesiones que tiene Google en estos momentos es hacer mucho más sencilla la experiencia de usuario. Una de las claves en el ecosistema de los podcast se basa en los posibles descubrimientos, pero en la compañía asumen que, quizá, eso ya no es tan importante para las personas. En estos momentos cada uno tiene una “playlist” bastante amplia, por lo que su nueva obsesión es reforzar los sistemas de “favoritos” para que sean ágiles en la navegación.

GOOGLE MIRA DE REOJO A SPOTIFY

Estos nuevos cambios en los que está trabajando Google tienen matices que se asemejan a las últimas novedades que implementó Spotify en su herramienta de podcast. Y es que la usabilidad se ha convertido en uno de los principales retos. El gran objetivo es que los usuarios usen de forma recurrente la plataforma.

Todas estas mejoras las está aplicando Google de manera muy lenta. Así, según explican desde 9to5, muchos de estos cambios se llevarían aplicando a ciertos grupos de usuarios desde el año pasado.

El problema para Google es que nunca ha sabido coger el ritmo con un nicho de negocio en el que por ejemplo Spotify ha llegado a realizar adquisiciones de compañías más pequeñas para seguir creciendo. Sin embargo, el gigante tecnológica lleva meses obviando el potencial de los podcast. Ahora habrá que ver si el dinero es suficientes para recuperar esos potenciales usuarios de Android que están escuchando sus podcast en otras plataformas.