inteligencia artificial Sundar Pichai
Michael Short/Bloomberg

Mark Bergen para Bloomberg

Como jefe de Google, Sundar Pichai puso a la inteligencia artificial (AI) en el centro de casi todo lo que el gigante del internet hace en estos días. Ahora, quiere que otras compañías también hagan lo mismo.

Alphabet recién inició lo que llamó un “curso acelerado de AI”. Se trata de tutoriales gratuitos en línea, escritos por su personal, sobre cómo escribir un software que entrene computadoras para traducir textos, clasificar imágenes y entender vídeos.

Estos cursos están diseñados para programadores que estén comenzando en el mundo del aprendizaje automático, uno de los tipos más útiles de inteligencia artificial.

“Parte de lo que impide el aprendizaje automático es que es muy difícil de hacer”

“Parte de lo que impide el aprendizaje automático es que es muy difícil de hacer. Muy pocas personas tienen el conocimiento requerido”, dijo Pichai en una entrevista en Bloomberg Businessweek sobre sus dos primeros años como director ejecutivo de Google.

Para 2035, la inteligencia artificial debería aportar 14.000 millones de dólares (11.813 millones de euros) en 16 industrias, ubicadas 12 países desarrollados, según Accenture and Wells Fargo Securities. Esta es una oportunidad mucho más grande para Google que la publicidad, que en este momento es su principal mercado.

Google se beneficia si otras compañías usan sus herramientas de inteligencia artificial y sus lineamientos, porque así es más probable que paguen para ejecutar sus nuevos programas en el servicio de computación en la nube del gigante de internet.

La inteligencia artificial de Google ahora busca descubrimientos sobre fármacos

Google usará la inteligencia artificial para descubrir fármacos

DeepMind, la compañía dedicada a la inteligencia artificial y que es propiedad de Alphabet, planea dejar que su software aprenda a plegar proteínas

Hace casi un año, la empresa comenzó un campamento de entrenamiento de aprendizaje automático para su personal e hizo que unos 10.000 empleados completaran los ejercicios del programa. Para otros, Google ofrecerá 15 horas de lecciones de codificación y videos instructivos de algunos de los profesionales más reconocidos en el campo, como el director de investigación Peter Norvig.

Google probó el curso con algunos universitarios, pero espera capacitar al personal de las grandes corporaciones de salud, finanzas y otros sectores. El programa comenzará en los próximos meses.

La oferta del curso incluye tutoriales de TensorFlow, así como una biblioteca de los bloques de construcción de inteligencia artificial de Google. La firma indicó que TensorFlow ha sido descargado más de 7,9 millones de veces desde su lanzamiento a finales de 2015. Ésta es la primera que la empresa divulga las métricas.

Google espera enseñar sobre inteligencia artificial a los empleados de grandes corporaciones

TensorFlow ya es mucho más popular entre los desarrolladores, que las ofertas de Microsoft y Amazon con las que compite. Sin embargo, la difusión de la plataforma se convirtió en una preocupación para compañías e investigadores rivales.

Google también abrirá una biblioteca de imágenes de YouTube para ayudar a los investigadores externos a crear nuevas maneras de analizar vídeos automáticamente con algoritmos. El vídeo, de hecho, es un desafío irritante para el desarrollo de inteligencia artificial, así como una gran espina para Google.

Un boicot de los anunciantes a YouTube, que comenzó a inicios de año, giró en torno a la incapacidad de los sistemas de Google para reconocer, de manera efectiva, cada sonido e imagen.

El vídeo es “la próxima frontera para la visión por computadora”, expresó Jeff Dean, uno de los principales investigadores de Google. Por lo tanto, los esfuerzos de la compañía se mantendrán entre esta vertiente y, por supuesto, la inteligencia artificial.

Comentarios