La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi arremeten contra el “el hachazo fiscal” que está por llegar con los nuevos Presupuestos Generales.

Durante la presentación del nuevo Informe Estamos Seguros, González de Frutos destacaba “las trabas regulatorias” a las que tratan de hacer frente el sector asegurador. El seguro está supervisado y depende de las leyes “más que otros sectores económicos”, por eso es importante que todos avancen en la misma dirección.

La presidenta de Unespa se refería a la reforma fiscal que propone el Gobierno para los instrumentos de ahorro de cara a la jubilación, como los planes de pensiones o los planes de previsión asegurados (PPA).

“España tiene déficit de ahorro”, tan solo entre un 10% o un 15% del país realiza provisiones de jubilación complementarias. Estas cifras quedan aún muy lejos que las que presentan el resto de países europeos.

ESPAÑA TOMA EL CAMINO CONTRARIO

“Servir a la sociedad es también poner a su disposición instrumentos para que puedan disponer de recursos suficientes durante todas sus etapas, es algo que entienden todos los países del entorno con fórmulas de ahorro, y las leyes de España han tomado el camino contrario y han endurecido el tratamiento fiscal, esta marcha atrás es un grave error y tendrá consecuencias, aunque no será mañana ni pasado”, aseguraba.

Hasta ahora, cualquier persona podía aportar hasta 8.000 euros al año en un plan de pensiones y descontarse ese importe en la declaración de la renta, pero en los nuevos presupuestos del Ejecutivo se reduce a 2.000 euros. Paralelamente, se han aumentando las desgravaciones de los planes colectivos o de empleo, de los 8.000 a los 10.000 euros.

En este sentido, la presidenta de Unespa comentaba que la nueva regulación no se lo va a poner “nada fácil” a España y no es dentro de 10 años cuando se debe resolver el problema sino ahora.

HACHAZO FISCAL

En este sentido, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi se mostraba rotundo. “El hachazo fiscal que se ha dado a los seguros de pensiones, de jubilación, realmente es poco entendible”.

Además del recorte de 8.000 a 2.000 euros, el anuncio sobre un fondo público de pensiones “sorprende”, pues puede hacer “competencia desleal” para las aseguradoras privadas.

Garamendi explicaba que “hay inconvenientes y bastantes dudas en un momento donde se debería arropar a este sector” y no descartaba que el sector acabe por acudir a los tribunales de la competencia.

SEGURO PANDÉMICO

En la misma línea, la presidenta de Unespa hacía referencia a la cobertura frente a las pandemias. En España “como el resto de países desarrollados”, se ha producido una fuerte demanda de seguro pandémico para que si vuelve a haber una catástrofe, se pueda hacer frente.

“Compartimos el deseo, pero una pandemia es algo que le ocurre a todos al mismo tiempo y un riesgo es asegurable cuando le ocurre solo a algunos o a alguien en un momento determinado“.

El sector del seguro “puede ser parte de la solución” pero no puede liderarla. De hecho, el mejor escenario es que exista una colaboración público-privada y que sea el el servicio público quien la lidere. “Nosotros aportaremos el expertis y la capacidad financiera en la media que esta exista”, matizaba.