Juan Antonio Gómez-Pintado

El presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña) y también de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA), Juan Antonio Gómez-Pintado, prevé que “el momento más complicado puede darse en el último trimestre de este año, pero esperamos que la recuperación llegue a lo largo del 2021”.

En una entrevista para MERCA2, el presidente de las principales patronales de promotores y constructoras asegura que la ‘nueva normalidad’ está en marcha, y actualmente las obras iniciadas están prácticamente al 100% aunque no así la producción, “que estaríamos en un 85% aproximadamente”.

Además, las oficinas de venta ya están abiertas y “se están retomando las operaciones de compra que van incrementándose poco a poco. Vamos hacia un proceso de normalización dentro de la crisis que se espera debido al covid-19”.

Gómez-Pintado cree que, ahora más que nunca, “es importante aplicar medidas que favorezcan la reactivación de la economía, generando empleo y facilitando el acceso a una vivienda asequible, especialmente para los jóvenes, mediante ayudas fiscales como la reducción al 4 % del IVA para la compra de primera vivienda; o ayudas a la compra con la aprobación de avales y líneas de crédito”.

Si se aplicasen estas medidas, desde APCEspaña insisten en que las perspectivas a medio plazo del sector promotor no tendrían por qué verse tan afectadas como puede ocurrir en otros sectores que han tenido que paralizar su actividad durante estos meses. 

En cuanto al posible impacto que pueda sufrir el sector de constructores y promotores tras la pandemia del coronavirus, el presidente de la patronal confía en que “podría ser que durante un tiempo la actividad sea menor que antes del covid-19, pero a día de hoy las ventas ya firmadas se están manteniendo con total normalidad, lo cual es muy positivo teniendo en cuenta que las viviendas que están en construcción en este momento están vendidas en un 85% aproximadamente”.

RITMO DE LA OBRA NUEVA

Muchos expertos inmobiliarios aseguran que el precio de la vivienda de segunda mano caerá si sus propietarios necesitan liquidez, o lo mantendrán si no tienen prisa. Pero esto no sucederá en el caso de la obra nueva, que en España no hay stock de esta tipología y, por tanto, las promotoras no tienen la necesidad de rebajar el precio de sus promociones

“No podemos hablar de la evolución de precios de manera global, esto va a depender de las zonas. En las ciudades con mayor población y con mercados más consolidados, prevemos que el comportamiento de precios va a ser plano, es decir, no se esperan movimientos al alza pero tampoco a la baja. En otros mercados menos líquidos está por ver cómo van a comportarse, aunque pensamos que dependerá en gran del impacto de la crisis en el poder adquisitivo del comprador”, explica Juan Antonio Gómez-Pintado.

Respecto a las nuevas ventas, “la información que nos llega de las empresas es positiva puesto que se están produciendo reservas y ventas, no al ritmo habitual, pero se siguen cerrando operaciones con clientes. El sector seguirá muy de cerca el impacto económico y laboral de los próximos meses causado por la crisis sanitaria vivida, pero seguiremos promoviendo vivienda a la carta, es decir, se empezarán las construcciones de los proyectos que estén vendidos en unos porcentajes altos, minimizando así los riesgos de nuestras empresas”.

EL FUTURO DE LAS PROMOCIONES

La destrucción de empleo y la incertidumbre por la crisis económica están paralizando algunas operaciones, ya que esos clientes potenciales se han visto afectados por la nueva situación. 

Sin embargo, desde ASPRIMA no prevén una ralentización en la decisión de compra: “El comprador de vivienda nueva si está decidido a comprar, y tiene capacidad para ello, no creo que pospusiese la compra, fundamentalmente porque en estos momentos no hay mucho producto nuevo en comercialización

De hecho, “en nuestra opinión, retrasar la decisión a la espera de conseguir mejores precios, podría hacer que pierda la oportunidad de adquirir la vivienda que se ajuste a sus necesidades, al no haber mucha oferta de vivienda nueva, especialmente en zonas tan tensionadas como Madrid o Barcelona”, advierte el presidente de APCEspaña.

Por último, Juan Antonio Gómez-Pintado cree que es prematuro hacer una estimación del impacto real que la crisis económica actual pueda tener en la demanda de vivienda. 

“Quizás el momento más complicado puede darse en el último trimestre de este año, pero esperamos que la recuperación llegue a lo largo del 2021, especialmente a partir del segundo semestre cuando la economía en general vaya recuperándose, y se pueda volver a generar la confianza del comprador”, y añade que “hay que tener en cuenta que en gran parte, el que esta recuperación pueda ser más o menos rápida, dependerá de las medidas que se adopte por parte del Gobierno y del Banco Central Europeo. 

Comentarios de Facebook