golf-turismo

El golf vence la estacionalidad –se practica todo el año- y, por sus características, representa un deporte seguro en tiempos del coronavirus. Más allá de lo evidente, el primer estudio independiente en España ahonda en la relevancia y rentabilidad del golf, y pone de manifiesto el importante papel que puede jugar este sector deportivo en la fase de recuperación económica. Para empezar, el análisis confirma que se trata de una industria turística que genera un impacto de 12.769 millones de euros al año en España.

El estudio realizado por IE University con la colaboración de la Asociación Española de Campos de Golf (AECG) y la Real Federación Española de Golf (RFEG), y prologado por la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ratifica la consolidación de España como el primer destino del mundo en turismo internacional de golf, atrayendo a alrededor de 1,2 millones de turistas extranjeros.

En el año 2018 vinieron a España 1.195.000 turistas que jugaron al golf, de los cuales el 98,6% llegó de Europa. Una cifra que, por sí misma, ilustra el peso de este deporte en el mercado turístico, que refuerza su alcance, habida cuenta de la calidad implícita en este segmento, con una estancia media de 11,9 días frente a los 7,4 días que pernocta el turista medio en nuestro país.

En el mismo sentido, el gasto medio generado por persona es de 3.850 euros por estancia y 324 euros por día. Y solo una pequeña parte de estos desembolsos se queda en los campos de golf, tal y como indica el estudio (1 de cada 8 euros), el resto (4.640 millones de euros) se reparte entre otros sectores como hoteles, restaurantes, comercios y transporte. De forma que, el impacto directo del golf se sitúa en los 5.418 millones de euros en España, cantidad que asciende a 12.769 millones incluyendo el impacto indirecto.

“Tenemos la oportunidad de poner en valor nuestras fortalezas y contribuir a la recuperación económica de nuestro país”, ha destacado durante la presentación del informe la presidenta de la AECG, Claudia Hernández. “El golf es una actividad saludable, capaz de transmitir la imagen perfecta para proyectar un destino seguro y sostenible”, concluye.

SECTOR DESESTACIONALIZADO Y ESTRATÉGICO

Entre las grandes fortalezas del golf destaca que se trata de un deporte que se juega durante todos los meses del año, a diferencia del turismo tradicional de sol y playa, que se concentra, principalmente, en los meses de julio y agosto. El turista del golf, por tanto, contribuye a dar solución a la desestacionalización, uno de los retos a los que siempre se ha enfrentado el turismo en España.

A la importancia del golf, por su impacto económico, se añade su relevancia como generador de empleo de calidad, que se cifra en 121.393 puestos de trabajo directos e indirectos. El 95% de los empleos creados directamente en los campos de golf son indefinidos y el 94% a jornada completa, porcentajes muy superiores a la media nacional ya que, según datos del INE citados en el estudio, en España solo el 73,2% del empleo se contrata de forma indefinida y el 85% a jornada completa.

CATALIZADOR DE LA INVERSIÓN INMOBILIARIA

Otro de los factores que avala la solidez del golf como motor económico sostenible a largo plazo son las cifras relativas a la inversión en segundas residencias por parte de los asiduos a este deporte. Según los datos del estudio, el 23,7% de los turistas que juegan al golf en España se alojan en sus segundas residencias, frente a tan solo el 5% en el caso del turismo medio español.

turismo

Madrid recibe otro golpe: el turismo deportivo se hunde

La irrupción del covid-19 echó el cierre a un calendario deportivo que prometía suculentas ganancias para todos los sectores vinculados con el...

Esto se traduce en un total de 283.000 viviendas en propiedad con un valor de la inversión inmobiliaria de 41.937 millones de euros. A esto se añade que esta inversión está directamente asociada a un gasto recurrente anual en España dado que la mayoría viene, como mínimo, una vez al año y el 21,49% cada trimestre.

El presidente de la RFEG, Gonzaga Escauriaza, ha recalcado “cómo el turismo de golf ha cambiado muchas localidades de nuestro país”, puesto que “se cerraban hoteles durante el invierno que ahora permanecen abiertos, se han construido nuevos campos de golf donde no había nada, nuevas ofertas de ocio y restauración y nuevas infraestructuras de transporte”. Sin duda, el turismo de golf “ha contribuido a generar nuevas ofertas turísticas y una desestacionalización que nos ha impulsado a ser líderes mundiales”, ha manifestado Escauriaza.

El estudio sobre el impacto económico del golf en España ha sido realizado por IE University en base a un cuestionario a las sociedades que gestionan campos de golf en España -realizado por la AECG y la REFG-, así como datos de Mastercard que recogen los patrones de gasto de turistas extranjeros en España hasta un mes antes y un mes después de su visita, y microdatos de la Encuesta de Gasto Turístico proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística.