Emisiones CO2

El Ministerio para la Transición Ecológica firmó en 2017 un acuerdo con Car2go un contrato para la compra de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que ahorra su flota en Madrid. Dos años después, el volumen ronda las 3.200 toneladas de CO2 y la compañía de car sharing ha donado íntegro el dinero a proyectos de movilidad y de concienciación.

Gracias a este acuerdo de cuatro años (2017-2021) encuadrado en el Proyecto CLIMA, la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) certifica y compra la reducción de emisiones de Car2go Iberia (desde febrero como parte de Share Now). En el primer ejercicio, los usuarios de la compañía propiedad de Daimler generaron una reducción de 1.638 toneladas de CO2 con el uso de los 500 vehículos eléctricos que tenía en su flota.

La OECC paga a Car2go un precio fijado por los derechos de emisión de CO2 de 9,7 euros/tonelada. Este importe está lejos del que marca el mercado internacional de emisiones (23,25 € de media en abril de 2019). Sin embargo, tal y como ha afirmado el responsable de Negocio para el Sur de Europa de Car2go, David Bartolomé, “esto no lo hacemos por dinero”. “El dinero que hemos recibido en 2017 (algo menos de 15.900 euros) lo hemos donado íntegramente para invertirlo en proyectos de concienciación de cambio climático y de movilidad sostenible que realiza el Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano (itdUPM) de la Universidad Politécnica de Madrid”, ha explicado.

daimler

Un nuevo escándalo de emisiones sacude a Mercedes-Benz

Mercedes-Benz se ha visto implicada en un nuevo escándalo relacionado con las emisiones de NO2 en su modelo GLK 200 CDI, las cuales podrían...

Aunque puede parecer poco dinero, David Bartolomé ha resaltado el valor de la iniciativa. “Es muy importante para mí tener el certificado del Ministerio porque refrenda que Car2go es un arma de la lucha contra el cambio climático; nosotros hacemos esto porque nos lo creemos”, ha declarado a MERCA2.

Sin datos oficiales aún de 2018, el responsable de Car2go ha calculado que el volumen de emisiones que comprará el Ministerio será “ligeramente inferior a las cifras de 2017 porque hemos perdido algunos vehículos de la flota”. No obstante, con la incorporación de 450 nuevos vehículos eléctricos en diciembre de 2018, los datos de 2019 “seguramente serán más altos”.

ESPAÑA, CARA Y CRUZ EN LAS EMISIONES DE CO2

España es uno de los 195 países firmantes de la Cumbre de París (2015), que sustituye al Protocolo de Kioto (1997), en el cual se comprometían a rebajar sus emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el calentamiento a 2 grados a finales de siglo. El pasado febrero, el Gobierno de Pedro Sánchez envió a la Comisión Europea el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030. En estos momentos (a la espera de lo que ocurra en las elecciones generales) hay abierto un diálogo con Bruselas para culminar su aprobación a finales de año. En uno de los puntos del texto el Ejecutivo fija la reducción del 21% de las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al nivel de 1990. Al finalizar el año 2017, España estaba 18 puntos porcentuales por encima de esa referencia.

El PNIEC fija el objetivo de reducir en España un 21% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al nivel de 1990

El PNIEC, según el Ministerio liderado por Teresa Ribera, “sienta las bases para la modernización de la economía española, el posicionamiento de liderazgo de España en las energías renovables, el desarrollo del medio rural, la mejora de la salud de las personas y el medio ambiente, y la justicia social”. El plan prevé la creación de entre 250.000 y 364.000 empleos netos anuales a lo largo de la década, alcanzar un 42% de energías renovables sobre el uso de energía final del país y disminuir la dependencia energética del exterior 15 puntos porcentuales, pasando del 74% actual al 59% en 2030.

Las emisiones de gases de efecto invernadero en España cayeron un 4,3% en 2018 respecto al año anterior, según el informe de Comisiones Obreras (CCOO) ‘Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España 1990-2018’. En concreto, alcanzaron 325,7 millones de toneladas de CO2 equivalente, según los datos preliminares a febrero de 2019.

Los buenos datos de 2018 contrastan con los presentados en los últimos años. Según los datos publicados por la oficina de estadística europea Eurostat, España aumentó un 7,4% sus emisiones de CO2 en 2017, el cuarto mayor incremento de todos los Estados de la UE. En términos absolutos, nuestro país fue el sexto mayor emisor de CO2 de la UE con un 7,7% de todas las emisiones de la Unión, por detrás de Alemania (23%), Reino Unido (11,2%) Italia (10,7%), Francia (10%) y Polonia (9,8%).