La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha insistido en que la cancelación del Mobile World Congress no es por “alerta sanitaria” y ha defendido que España tiene una “situación controlada” del virus. Así lo ha expresado en su entrada al desayuno informativo de Europa Press en el que presenta a la presidenta de La Rioja, Concha Andreu. Ha incidido en que “tiene que quedar claro” que la cancelación de la feria no se trata de razones sanitarias.

Sin embargo, si el Mobile se cancela y, tal y como asegura Calvo, no se debe a una alerta sanitaria, la organización podría hacer frente a pérdidas millonarias, que podrían llegar a unos 170 millones de euros a devolver.

La suspensión del congreso sin que exista un motivo de peso mayor implica que los seguros contratados para el evento no podrán aplicarse. En concreto, de esos 170 millones, la cifra que el GSMA habrá de devolver por el alquiler de los espacios será de 120 millones de euros, según estimaciones recogidas por El Español. Por otro lado, el Confidencial estima unas pérdidas para la Fira de Barcelona de hasta 70 millones de euros.

La incapacidad para usar las pólizas de seguro puede causar estragos económicos para la organización. Como aseguran expertos entrevistados por Cinco Días: “Es complicado activar las pólizas por motivos de amenaza para la salud, como el coronavirus, salvo que haya una declaración de alerta sanitaria por parte de las autoridades competentes. Algo que no se ha producido”.

Pese a que gran parte de las empresas que iban a asistir finalmente cancelaron, las que no lo habían hecho podrían empezar a pedir indemnizaciones en los próximos días. A todo esto, habría que sumar 56 millones de euros a pagar por la devolución de entradas, habiéndose vendido 70.000 a un precio de, como mínimo 800€, según el mismo diario.

EL GOBIERNO OFRECÍA “GARANTÍAS” PARA EL MOBILE

En declaraciones a los medios de comunicación al término de su comparecencia en el Congreso de los Diputados para presentar los objetivos de su departamento, Calvo ha incidido en que la cancelación de la feria no se debe a motivos sanitarios porque España estaba preparada para que todo transcurriese con “garantías”.

“Somos un país que ha seguido las recomendaciones estrictas de la OMS, que tenemos un sistema de respuesta muy cualificado y muy solvente“, ha subrayado, antes de recordar que en España sólo se han registrado dos casos de infectados por el coronavirus que van evolucionando “muy bien”.

Con todo, Carmen Calvo ha defendido la respuesta de España ante este virus: “Sólo hay dos casos que tienen una evolución muy positiva y también van a poder salir del Gómez Ulla quienes han estado catorce días en aislamiento”.

Comentarios de Facebook