Juicios contra Deliveroo

La plataforma de reparto a domicilio ha puesto en marcha una prueba piloto en Valencia con sus bolsas de material 100% reciclado para mejorar la sostenibilidad de su actividad en lo que respecta al medio ambiente. Iniciativa que choca con la dudosa sostenibilidad de su modelo laboral, consistente en trabajadores o riders dados de alta como autónomos.

En las últimas semanas, varias sentencias a favor le permiten a Glovo seguir avalando este tipo de modelo de trabajo. No obstante, la balanza la ganan –por poco– las sentencias en contra. Tampoco juega a su favor la muerte del riders tras un accidente durante un servicio. En los próximos años los tribunales se seguirán pronunciando y la compañía, junto a otras como Deliveroo, seguirán estando en la picota mediática.

Mahou, Heineken y Budweiser se rinden al poder de las cervezas artesanas

Ya lo avisó hace tiempo el fundador de La Sagra, Carlos García, en una entrevista en MERCA2: “De los seis grandes grupos...

Mientras tanto, Glovo sigue defendiendo la legalidad de su modelo de negocio. El cofundador de Glovo, Sacha Michaud reiteró hace un par de meses en público que el modelo de trabajo de Glovo es “legal” y recalcó que el 79% de los glovers prefieren la flexibilidad de horarios que permite estos empleos.

En España cuenta con 7.000 colaboradores en España y más de 3.000 a nivel mundial. El servicio está disponible en las áreas urbanas de más de 36 ciudades, entre ellas Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza o Sevilla. 

A pesar de ello, plataformas como Glovo siguen estando en una especia de limbo laboral. De ahí la disparidad de opiniones en las sentencias emitidas. Desde abril, la figura de riders está incluida en el convenio de la hostelería, estando representados ahora por el Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería. Así, estos repartidores serán considerados personal laboral del sector de la hostelería en España. Un cambio que trae como principal efecto que estos trabajadores pasen de ser autónomos o personal por cuenta propia, a formar parte de un sector.

Además de las denuncias, dentro del propio sector también se ha puesto en cuestión la sostenibilidad de su modelo de negocio, más allá incluso de la parte laboral. El director general de Just Eat en España, Patrick Bergareche, aseguró en una entrevista en MERCA2 que se niega a bordear los límites de la legalidad. Además, denuncia la euforia colectiva de dinero gratis que envuelve a Glovo, Uber Eats y Deliveroo.

BOLSAS RECICLABLES

A pesar de la situación legal y laboral, Glovo sigue con su actividad. Así, la aplicación prepara diversas iniciativas para mejorar la sostenibilidad que se pondrán en marcha los próximos meses. La primera de ellas es esta prueba piloto en Valencia, que estudia el impacto y la sostenibilidad de las bolsas de Glovo, que la mayoría de los partners utilizan a diario para hacer llegar el pedido al usuario. Valencia ha sido la ciudad escogida para este test debido al gran volumen de usuarios y partners de Glovo, que suman casi 30.000 personas.

Glovo modifica el material de las bolsas por uno 100% reciclado y de fácil reciclaje. Este test está teniendo una gran acogida por parte de los usuarios, partners y también de los repartidores de Valencia.