La Costa Brava es uno de los destinos preferidos de los millonarios extranjeros como segunda residencia. Sol, mar, infinidad de alternativas de ocio y comercio adaptado para la jet set, son algunas de las características que más atraen a las grandes fortunas.

Y las promotoras de lujo aprovechan el tirón de estos clientes prime y les ofrecen mansiones solo para los bolsillos más pudientes. El residencial de lujo no entiende de crisis y durante estos meses se han cerrado un alto número de operaciones.

Una de las inmobiliarias de lujo de referencia, Lucas Fox, presenta un amplio catálogo de viviendas para los más pudientes. Es el caso de una villa de lujo en Mas Nou de Platja d´Aro, con 482 m2 construidos y 1.998 m2 de parcela. Se divide en dos plantas y cuenta con 6 dormitorios y 5 baños. En el jardín se encuentra la piscina y una zona chill-out. Todo ello por 2.000.000 euros.

Otra villa con encanto destacada es un inmueble de 389 m2 construidos, y 140 m2 de parcela, con 5 dormitorios, 6 baños, y acceso directo a la playa del Canadell, en Calella de Palafrugell por 3.975.000 euros. La vivienda consta de dos plantas con habitaciones tipo suite, piscina, bodega, lavandería y sala de máquinas. Tiene espacio incluso para guardar un pequeño barco dentro de la propiedad.

Otra de las joyas que aún busca dueño es una mansión de 385 m2, que cuenta con 7 dormitorios y 4 baños. Se sitúa en primera línea de playa en la exclusiva urbanización Torre Valentina y su precio asciende hasta los 4.100.000 euros. Con 962 m2 de parcela, se encuentra sobre las rocas y con acceso directo a dos calas por el Camino de Ronda. La vivienda está dividida en dos plantas, y cuenta con bodega, trastero y sala de máquinas.

Pero la inmobiliaria también ofrece construcciones antiguas con encanto. Es el caso de dos masías. La primera de ellas se encuentra en la cima de un cerro y se trata de una casa señorial del siglo XII cerca de Banyoles, con 895 m2 construidos y 6,010 m2 de parcela, y su precio es de 1.650.000 euros.

Se distribuye en tres plantas, y cuenta con 6 dormitorios y 8 baños. Sus características de época han sido restauradas con mucho mimo, y se combina con el exterior donde se ubica una piscina, vestuarios, baño y sauna.

Por último, ya por 1.700.000 ofrecen una masía del siglo XIV en La Garrotxa inspirada en La Toscana con 13 hectáreas de parcela y 740 m2 construidos. Cuenta con 6 dormitorios y 6 baños, con vistas a las colinas volcánicas y a 7 kilómetros de Besalú.

Se distribuyen en 3 apartamentos independientes, cada uno con su propio salón privado, cocina y entrada independiente, y un apartamento para el personal de 2 dormitorios. Incluso dispone de un proyecto para construir 5 establos para caballos.

Comentarios de Facebook