ginebra
Puerto de Indias abrió el camino a otras ginebras españolas hacia el Reino Unido

España produjo unos 305 millones de litros de bebidas espirituosas durante 2017. De esa cantidad, el 40% se destinó a la exportación según FEBE (Federación Española de Bebidas Espirituosas). Y ahí la ginebra made in Spain jugó un papel destacado.

Si echamos la vista atrás, las exportaciones de gin nacional en 2013 representaban sólo el 1,5% del total de las bebidas espirituosas. En 2017, el salto ha sido espectacular: ya constituye el 6,5%. Además, la ginebra con origen en el país del sol y playa ha conseguido penetrar en mercados tan herméticos como el Reino Unido, cuna de esta bebida. En concreto, las exportaciones al país de los Beatles se han multiplicado por siete desde 2013 en lo que a valor se refiere, atendiendo a las estadísticas de FEBE.

“Hay marcas que están haciendo un hueco importante en un mercado tan exigente como el británico porque aportan fórmulas innovadoras y vanguardistas”, señala Bosco Torremocha, director ejecutivo de FEBE. De hecho, se exportan más productos premium, ya sea en su vertiente super premium o ultra premium.

Reino Unido representa el 60% del total de las exportaciones de la ginebra sevillana Puerto de Indias

Secas, cítricas, aromáticas o con ingredientes naturales como las fresas o las frutas del bosque, está ‘nueva generación’ de ginebras está no solo conquistando el paladar de los británicos sino que también está cambiando su forma de consumir y de preparar el tradicional gin tonic o los cócteles.

GINEBRA PARA DAR Y TOMAR

Fue en 2016 cuando Puerto de Indias, la ginebra española nacida en la localidad sevillana de Carmona, y con tan sólo tres años de vida, decidió cruzar el Canal de la Mancha. “El Reino Unido fue uno de los lugares donde Puerto de Indias tuvo presencia más allá de nuestras fronteras. Es cierto que fue la región desde donde el consumo de ginebra comenzó a generalizarse y donde tienen su origen las marcas más famosas y consumidas a nivel mundial”, señala José Antonio Rodríguez, su socio fundador.

¿Qué fue lo que hizo que decidieran poner allí una pica con una competencia tan brutal? “Por la demanda. En la época de la crisis económica, los españoles que residían en Inglaterra, Escocia, Gales o Irlanda ya conocían el sabor y el aroma de la ginebra de fresas de Puerto de Indias, y nos preguntaban dónde poder adquirirla en dichos países”, apunta Rodríguez. Y añade: “Vimos una excelente oportunidad de poder llegar ‘un trozo de la tierra’ a aquellas personas que se veían obligados a emigrar para buscar un trabajo o continuar potenciando sus estudios”.

Sin embargo, no fue el único pilar sobre el que comenzaron a fraguar su desembarco en el Reino Unido, mercado que ya representa el 60% del total de sus exportaciones. ¿Traducido a botellas? Más de 50.000 anuales.

campamentos de verano

Los campamentos de verano a ‘cara de perro’ por la dura competencia

Los campamentos de verano han sabido sortear la crisis pero viven en una constante batalla dada la cada vez mayor competencia

“El turista británico que visita España se muestra muy abierto a consumir productos locales de calidad y la experiencia que lo rodea. En el caso de Puerto de Indias, su innovación, la forma en la que se sirve alejada del gin tonic clásico, su presentación, o la incorporación de elementos como las fresas naturales. Este mismo consumidor, al llegar a su lugar de origen, demanda el producto abriendo una muy importante vía para suministrarlo”, detalla el socio fundador de la compañía.

También buscaban que los consumidores británicos descubrieran otro tipo de destilado diferente alejado al tradicional London Dry, y atraparlo con el aroma y sabor característicos de Puerto de Indias. “Lo más complicado de aterrizar en el Reino Unido fue que tienes que sentar las bases desde la propia marca. En nuestro caso, al tratarse de una ginebra de fresas con una apariencia rosa translúcida que se aleja bastante de la tradicional London Dry, esta premisa se cumple”, relata José Antonio Rodríguez.

Otro ejemplo de salto de ginebra española a Reino Unido lo representa Nordés, una ginebra que nació en Galicia en 2012, y que acabó comprando el Grupo Osborne tres años más tarde. La Atlantic Galician Gin, como pone en su botella, se vende en la actualidad en 26 países como Alemania, China, Italia o México. “Las ventas al Reino Unido representan el 12% de los volúmenes totales del negocio internacional”, concreta Bory Saintoyant, marketing manager de Nordés.

¿A qué se debe su buena aceptación en tierras británicas? “Nordés es una marca genuina y cuenta con una receta y un perfil organoléptico muy diferente de la gran mayoría de London Dry Gin que se conoce en el mercado. Esta elaborado a partir de uva gallega albariño con lo que tiene base alcohólica vínica y seis botánicos de la zona que expresan la dimensión aromática y verde de su origen”, explica Bory Saintoyant.

El marketing manager de la Atlantic Galician Gin reconoce, asimismo, que lo más complicado del desembarco fue encontrar un socio que tuviese la suficiente fuerza de distribución, que entendiera la oportunidad que tenía delante de sus ojos, “y que quisiera invertir de manera significativa detrás de la marca”.

De cara a 2018, las expectativas de la enseña del Grupo Osborne son alcanzar, por un lado, el reconocimiento de los profesionales del sector y de los principales prescriptores como una ginebra de calidad premium. Y, por otro, ser reconocida por los clientes finales como su principal preferencia. “A partir de ahora hay que crecer a doble dígito cada año”, pronostica Saintoyant.

Expectativas aparte, lo cierto es que el aterrizaje de las ginebras españolas en tierras británicas está creando escuela. De hecho, enseñas con sello británico, como Diageo, han puesto en el mercado Gordon’s Pink, por ejemplo. “Gordon’s Pink Gin ya es la segunda marca de ginebra más grande del Reino Unido, representando un 11% del total del valor”, apuntan desde la compañía. Además, ha sido el quinto mayor lanzamiento de una bebida espirituosa en los últimos cinco años, según Nielsen, aterrizando en más de diez mercados.

Pese a lo que pudiera parecer, España duplica en consumo de ginebra al Reino Unido (1,07 litros por persona frente a 0,55). Allí están más acostumbrados a los sabores más tradicionales, a la par que el cocktail forma parte del acervo de los consumidores. En España, el clásico gin tonic está dando paso a la coctelería premium en cuanto a la forma de servir el producto, el tipo de copa utilizado, la decoración o los elementos para potenciar el sabor, por ejemplo. “La coctelería comienza a emerger pero, por el momento, no está en los niveles del mercado británico”, concluye Bory Saintoyant.