El grupo Generali ha recomprado tres tramos de deuda subordinada y ha lanzado su segundo bono verde que no excederá de los 600 millones de euros, según ha informado la compañía en un comunicado.

Estas operaciones de recompra se enmarcan en la estrategia de gestión de deuda de Generali, con las que pretende refinanciar de forma eficiente su deuda subordinada, que vencen en febrero, julio y diciembre de 2022, respectivamente.

El bono verde, cuyo principal no podrá exceder de los 600 millones de euros, cotizará en la Bolsa de Luxemburgo y representa un nuevo paso en el cumplimiento de los compromisos de sostenibilidad de Generali.

Las recompras y la nueva emisión del bono verde permitirán al grupo reducir los gastos por intereses de su endeudamiento financiero.

Estas operaciones tienen por objeto lograr un perfil de vencimientos más equilibrado y reducir los costes de los intereses en los próximos años”, ha indicado el director financiero de la aseguradora, Cristiano Borean.