La generación eléctrica europea redujo un 30% sus emisiones de carbono entre los años 2000 y 2019, gracias al cambio acelerado del mix de energía de la generación eléctrica, y se prevé que esté libre de emisiones en 2045, según recoge la Asociación de la Industria Eléctrica Europea (Eurelectric), en la que la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec) participa como socio.

En la presentación anual de su Power Barometer, Eurelectric recoge que las emisiones de carbono en la industria han descendido un 2% entre 2013 y 2019, mientras que en el sector del transporte han aumentado un 10% durante el mismo periodo.

El escrito también destaca que los objetivos de neutralidad climática a 2030 y 2050 requieren un despliegue de nueva potencia eólica y solar “mucho más acelerado que el desarrollado hasta ahora”.

El informe señala que para lograr esta aceleración de la producción eléctrica basada en energías limpias es necesario reducir los tiempos de obtención de los permisos de acceso y conexión de nuevas instalaciones, contar con unas reglas claras y competitivas de acceso al mercado y reducir la dependencia europea de las importaciones energéticas basadas en combustibles fósiles.

Además, en el evento de presentación se remarcó también que para avanzar en la descarbonización también es necesario intensificar la electrificación de los consumos energéticos finales favoreciendo la penetración de bombas de calor en los edificios y el despliegue de puntos de recarga para los vehículos eléctricos, sin olvidar que la fiscalidad energética no puede penalizar los consumos eléctricos.

Comentarios de Facebook