gazpacho

El gazpacho es el rey del verano y de la zona sur de España, pero en realidad hay mil maneras de preparar un buen gazpacho. En cada área de España hay una forma de realizarlo. Unos llevan más tomate, otros menos, etc. Es un alimento rico en vitaminas, pues está compuesto normalmente por ingredientes llenos de nutrientes.

El gazpacho se hace en Andalucía. Este es el más famoso y consumido en toda España. El ingrediente estrella es el tomate y se toma bebido en vaso. En el verano su consumo aumenta por el calor. En Castilla La Mancha se realiza también el gazpacho, en este caso el manchego. Seguro que no sabes la diferencia entre ellos y nosotros te lo contamos.

Facilidad de la preparación del gazpacho

gazpacho

Si bien el gazpacho necesita una serie de ingredientes que son básicos y tradicionales, lo cierto es que se puede afirmar que hay una gran variedad de formas a la hora de prepararlo.

Es un plato muy nutritivo y sabroso que se caracteriza, entre muchas cosas, por tener un alto valor en minerales, vitaminas y fibra. Se sirve siempre frío.

Su elaboración no es difícil y se hace con ingredientes como: el vinagre, la sal, el ajo, el aceite, el tomate, la cebolla y otros aderezos.

Gazpacho andaluz y extremeño

El más conocido es el andaluz. Se elabora con tomates grandes y muy maduros. Lleva pimientos rojos, verdes, pepino, ajo, cebolla y pan. Este debe de ser sin corteza y duro del día anterior.

El aceite de oliva extra es un elemento primordial. Se sirve con un poco de jamón a taquitos y huevo cocido a trozos pequeños en su superficie.

El extremeño es una reinterpretación del andaluz, pero con la diferencia de que se usan para su preparación ingredientes que provienen de la huerta de Extremadura. En esta comunidad se llama carajamandanga. Se le puede poner también huevo cocido como ingrediente base.

El murciano y manchego

El murciano es un gazpacho que se sirve como si fuera una sopa fría. Sus principales ingredientes son: la cebolla, el tomate, el pepino, y el pimiento de la huerta murciana. No suele llevar pan y los ingredientes se cortan no licuados, sino cortados en pequeños trozos que no se noten.

Hay diferencias entre el gazpacho manchego y andaluz

El gazpacho manchego aporta diferencias a los anteriores. Se usan ingredientes de origen animal: conejo, pollo o perdiz. Se guisan con una salsa muy abundante y se sirve siempre acompañado por un pan ázimo o por una torta de las llamadas cenceña.

Una variedad de este gazpacho es el de Cuenca. Esta provincia es la más conocida por su famosa gastronomía. Entre ella está este plato que no se sirve frío.

Otras formas de realizarlo

Existen otras formas de preparar gazpacho. Una de ellas es usando un salmón lo más fresco posible o atún. Hay veces que se piensa en el marisco. Este suele ser una variedad manchega tradicional, sobre todo para aquellos que prefieren el sabor de este manjar.

gazpachos

Estos son los mejores gazpachos del supermercado

En épocas veraniegas el consumo de gazpacho se dispara. Es un alimento muy nutritivo y versátil que se puede tomar a cualquier...

Hay gazpachos que llevan diferentes condimentos. Se cual sea el que se use, se puede elaborar un gazpacho fácilmente, hasta el punto de poder encontrar diversas combinaciones de verduras y frutas, tales como el gazpacho de sandía, remolacha, fresa, cereza, etc. No hay que olvidar el gazpacho de espárragos trigueros. Esta es otra alternativa que suele gustar mucho a todo tipo de comensales.

No obstante, ya sea el manchego, el andaluz o cualquiera de los otros que has leído, su principal característica es que se trata de un plato sumamente delicioso para poder ser disfrutado en cualquier momento del día y apreciar sus diferencias en el sabor durante los meses estivales.