CEOE

La crisis del covid-19 ha pasado factura a todas las empresas en mayor o menor medida. La recuperación económica llegará poco a poco, sin embargo, las pymes y los autónomos pueden tardar más en recuperarse, algunas puede que ni si quiera lo consigan. Sobre todo, las de los sectores más damnificados por esta pandemia, como el turismo y la hostelería. Pues a pesar del efecto ERTE, 70.000 han tenido que echar el cierre.

En una entrevista con MERCA2, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, habla de un escenario muy diferente cuando se refiere a las grandes empresas. Su tamaño y capacidad les ha permitido sortear mejor la situación actual. También su actuación ha sido distinta.

“Han demostrado con sus actuaciones durante la pandemia el compromiso con nuestro país”, destaca. Precisamente, hace unos días “nos dieron un premio por todo lo que se ha hecho”. En CEOE están los grandes, los medianos, los pequeños y los autónomos. Aunque es verdad, que dentro de los grandes, están los líderes empresariales de este país “con los que tenemos una relación estrecha porque son el termómetro de lo que está pasando”.

CONTACTO PERMANENTE

Garamendi explica que está “en contacto permanente” con los líderes empresariales. Tal y como se demostró en la cumbre empresarial que celebraron en junio. Además, presume de cómo estos están también “en los roadshows vendiendo a España y a sus empresas a los fondos e inversores”.

Precisamente son ellos los que le trasladan día a día sus preocupaciones. “Tengo que decirlo, son conscientes de su responsabilidad social con el país. No solo en sus empresas y si van a ir mejor o peor, realmente tienen vocación social”, presume.

El presidente de la CEOE no quiere personalizar en nadie, a pesar de que se conoce su estrecha relación con Pablo Isla, presidente de Inditex. Pero reconoce cómo se ha volcado la empresa gallega durante los últimos meses con España gracias a su capacidad logística con respecto a China, entre otras cosas. También da importancia a la ayuda de Iberia, El Corte Inglés, el Banco Santander, BBVA, o Iberdrola, además de las compañías de seguros. “Son tantas y tantas empresas”.

Le fortalece saber que son empresas que están en CEOE y su obligación, “es escuchar a todos”. Por ello, tampoco quiere olvidarse de otras “miles de empresas” que también han ayudado. En este aspecto menciona como un empresario donó a la fundación de la CEOE 100.000 kilos de patatas para que las distribuyeran a los bancos de alimentos, Cáritas, etc.

También se jacta de todo el talento que hay en nuestro país “parece que es etéreo, pero no, está ahí y es tremendo”. En fibra óptima somos el tercer país del mundo después de Japón y Corea. “Tenemos más fibra desplegada que Alemania” destaca. “España tiene muchas fortalezas y ventajas potentísimas, siempre y cuando todos nos pongamos a trabajar en la misma dirección”.

TOCA HABLAR DE LOS PEQUEÑOS

“Ahora toca hablar de los pequeños”, comenta. Una de las razones por las cuales llegó tan tarde el segundo acuerdo de los ERTE es porque la CEOE tenía “muy claro” que había que sacar adelante a la hostelería y restaurantes (350.000 locales en España), además del ocio nocturno, (90.000) o el comercio “que son miles y miles de personas, además de los más vulnerable”.

La CEOE “es la que ha levantado la bandera y la que ha estado ahí. No he visto a otros decirlo, y lo conseguimos, aunque fue a última hora”, comenta. Son sectores de millares de personas “que lo están pasando muy mal”.

En su opinión, aunque se ha demostrado la eficacia de los ERTE y confía en que se puedan alargar, el mejor escenario es que estos sectores “se fueran recuperando” y no se tuviese que volver a plantear una prórroga.

EN ENERO SE HARÁ BALANCE 

“Valoraremos qué pasa en esta segunda oleada, pero es cierto que es muy difícil que se recuperen por ahora las empresas turísticas”. España ha dejado de recibir 84 millones de personas, “el turismo ha quedado muy tocado”. Desde hoteles hasta agencias de viajes, además de las empresas de transporte terrestre o los aviones… “es enorme todo lo que le influye”.

Pero también la hostelería. Muchas locales viven del menú del día y ya no hay clientes. Además, hay no hay opción de teletrabajo, es impensable en los pequeños locales. No muy lejos se encuentra el comercio, “no hay más que verlo si paseas por Madrid”.

En un escenario muy optimista, algunas empresas del sector estarán funcionando en Semana Santa y otras en verano. Pero dependiendo de la empresa y del área “jugarán un partido u otro”. Esto es lo que estudiarán en enero, cuando finalice la actual prórroga de los ERTE. Para esas fechas, confía en que al menos haya avances en el tema sanitario, después tratarán de ayudar a cada sector en la media que lo necesite.