TVE
Rosa María Mateo sigue al frente de RTVE.

Tengo que decirles que en el momento en que se celebren unas elecciones y haya nuevo Gobierno, presentaré mi dimisión inmediata para que se acepte, o no se acepte, depende. En cualquier caso, espero estar un tiempo muy determinado en este cargo. No me voy a atar a la silla en ningún momento y no voy a estar deseando seguir aquí a costa de lo que sea“.

Con estas palabras Rosa María Mateo prometió que dejaría su cargo como administradora única cuando se diseñase el nuevo Ejecutivo. Faltan unos días para que ocurra y se prevé que la periodista mantenga su palabra tras perder todo el crédito regeneracionista que acumuló en sus primeros días al frente de RTVE.

Pero ahora se ha quedado sin apoyos por varios motivos: sus respuestas soberbias al diputado popular Ramón Moreno, su guerra contra UGT, sus tejemanejes en favor de Pedro Sánchez en el debate electoral de las generales o su distancia con Fran Llorente, que ya no le ríe las gracias.

Pablo Iglesias, posible puntal de Sánchez durante esta legislatura, advirtió hace unos días que RTVE “debe ser un servicio público. No puede ser un aparato de propaganda del partido que gobierne y al mismo tiempo tiene que ser un servicio público de calidad. Un servicio público de calidad que funcione y que sea una referencia a muchísimos niveles”.

El secretario general de Podemos explicó que el concurso para elegir al nuevo Consejo de Administración de RTVE “tiene muchos defectos. Para empezar, que se publicaron los baremos curriculares de los aspirantes después de que se supiera quiénes eran los aspirantes que se postulaban. Creo que eso es manifiestamente mejorable”.

Comisiones Obreras comparte criterio con Iglesias: el sindicato pretende comenzar de cero el concurso para renovar RTVE. Eso sí, serán el Congreso y el Senado los que tendrán que decidir si los veinte finalistas del concurso se convierten en miembros del nuevo Consejo de Administración o si se convoca un nuevo proceso.

UGT SE QUIERE COBRAR LA CABEZA DE ROSA MARÍA MATEO

UGT no tiene ningún tipo de sintonía con Rosa María Mateo. Este sindicato socialista ha echado varios pulsos a la administradora única, a la que afearon que preparaba un debate que iba a realizar una productora privada, El Terrat.

Los enemigos de Mateo recordaron que “los contenidos de actualidad tienen que ser producidos por nuestros Servicios Informativos y en ningún caso por medios externos, y por eso desde UGT interpusimos una demanda contra el programa de Buruaga ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia”.

Rosa María Mateo
Rosa María Mateo es administradora única de RTVE tras el apoyo del partido que lidera Pedro Sánchez.

Y le recordaron: “No sabemos muy bien aún que piensa hacer con el poder excepcional que la ley le ha otorgado como administradora única, pero ya le decimos que si piensa regalar la producción de nuestros Servicios Informativos nos tendrá enfrente, muy enfrente”.

UGT pretende que RTVE elimine la brecha salarial de género (6,6%) y que apruebe el III Convenio. “Nos hemos encontrado con la sorpresa mayúscula de que CCOO y CGT no querían negociar la sustitución del II Convenio por uno nuevo. Sorprende sonoramente cuando ellos han sido los que durante toda su vigencia han basado su acción sindical en atacarlo y demonizarlo”, explicaron.

Y apuntaron al supuesto puntal de Mateo: “A CCOO no le interesa incomodar a la dirección, a la actual, a Rosa María Mateo y a Fran Llorente (el presidente real de RTVE)”. Según UGT, Comisiones prefería “ceder derechos de los trabajadores y trabajadoras. Prefieren estar todas las semanas en el despacho de Rosa María Mateo, con ella y con Fran, para repartirse el bacalao de los puestos”.

El Consejo de Informativos también tiene reproches contra Rosa María Mateo: pretendían el aumento de horario de ‘Informe semanal’, la creación de un nuevo debate político en La 1, el retorno de la edición del viernes de ‘La noche en 24 horas’ y que se colocase a ‘Crónicas’ y ‘En portada’ en un mejor horario.

XABIER FORTÉS, REFORZADO

Xabier Fortés es una de las caras más emblemáticas de la nueva etapa de los informativos de TVE. El periodista gallego ha mostrado en varias ocasiones sus deseos de una Corporación Pública en la que los comisarios políticos tengan menos peso.

El presentador de ‘Los desayunos de TVE’ se atrevió incluso a poner en duda la imparcialidad de Rosa María Mateo por su gestión de los debates: “Quiero expresar mi más absoluto desacuerdo con la decisión de la presidenta de RTVE de modificar la fecha fijada para el debate a cuatro y pasarlo al día previsto por una cadena privada, poniendo así en entredicho la imagen de independencia de RTVE por la que tanto hemos peleado”.

Rosa María Mateo junto a Carmen Calvo y Ana Pastor. Foto. LaMoncloa.gob.

Carlos Franganillo, respetado conductor del ‘Telediario 2’, también respaldó al Consejo de Informativos en sus protestas contra Mateo, que pretendió dinamitar el debate de Atresmedia para alegría de La Moncloa, que pretendía en un primer momento tener a Vox en frente.