James no volverá a jugar con el Real Madrid y busca equipo.

El mercado de transferencias internacionales es una oportunidad de oro que tienen todos los equipos para darle un cambio importante a su plantilla. El Real Madrid es el actual campeón de España. Fueron 38 partidos disputados para que los merengues retomaran ese ímpetu competitivo para llevarse el preciado torneo. Lo cierto es que su acérrimo rival, el siempre temible FC Barcelona de Leonel Messi siempre se la pone dura a los blancos, estos se dan con fuerza en la cancha para lograr conseguir los mejores puestos de clasificación.

Evidentemente estas dos oncenas siempre se andan repartiéndose los honores, no obstante, los dirigidos por Zinédine Zidane, fueron contundentes para definir el rumbo de esta temporada que ha sido de las más complicadas en la historia. El parón por la pandemia del coronavirus, y el confinamiento mundial que se ha experimentado en todos los sentidos, ha servido para dos cosas. La primera es para plantear estrategias de cara a los traspasos de este verano. Y la segunda vertiente está relacionada con esos próximos eventos que prácticamente están a la vuelta de la esquina.

El Real Madrid siempre va con las pilas puestas, aun cuando en la Champions League haya mostrado quizás su peor faceta de este año. De hecho, esta debacle se da por segundo año consecutivo. El equipo de Sergio Ramos tiene una maldición en la ronda de octavos de final. Los blancos sucumbieron días pasados ante un Manchester City de Pep Guardiola que supo aprovechar las falencias del conjunto español para darle un adiós definitivo en este torneo. Temprano, por cierto, pero en así es el fútbol, un mundo lleno de sorpresas, y el City los arrolló. Pese a este contexto, hay jugadores que ya lo han mirado en España para cambiar de rumbo.

La realidad de James Rodríguez

La realidad de James Rodríguez

Desde hace bastante rato James Rodríguez dejó de ser una figura importante para el Real Madrid. El colombiano de 29 años de edad, no hace más que demostrar esa rebeldía que siempre le ha caracterizado en sus carrera como futbolista, cosa que lejos de sumarle a su talento que es innegable, lo condena en un espacio donde hay pocas opciones para verlo brillar. De hecho, esto no sorprende a nadie, porque es un traspaso que estaba más que cantado.

Vale señalar que el entrenador de los blancos Zinedine Zidane no mira con buenos ojos esa actitud tan negativa del sudamericano, quien tiene el mercado prácticamente en su contra, y lo pone entre la espada y la pared para tomar un poco de aire si es lo que desea. No podemos olvidar que uno de los puntos más álgidos sucedió el pasado mes de julio, cuando el centrocampista sin ningún tipo de recelos ordenó a ‘Zizou’ que no lo lo tuviera en cuenta para el partido que tendrían contra el Athletic de Bilbao.

Este fue un menudo error que contó con una de las repuestas más duras que pueda lanzar por su boca el dirigente francés, asegurando que el as colombiano no vestiría la camiseta merengue para un partido oficial. Pese a esto, estuvo sonando un posible vínculo con el Atlético de Madrid, pero los mimos ratificaron que no están interesados en hacer gastos de dinero, y que James no entra en sus estrategias.