Los avances médicos evolucionan a una velocidad que se puede denominar, incluso, mayor que a la que viaja la luz. Esto se ha demostrado en el Hospital Fundación Jiménez Díaz, que ha acogido el II Congreso de la Sociedad Hispanoamericana de Hernia. Se han juntado 200 especialistas de 13 países hispanoamericanos para poner en común sus conocimientos y los avances a los que han podido tener acceso.

Los objetivos han sido claros: actualizar conocimientos y poner en común los avances en cirugía de hernias en la pared abdominal. El congreso se ha dividido en tres jornadas que como ha dicho el presidente del Comité Organizador han estado muy bien valoradas.

Han sido muchos los avances que se han presentado en estas jornadas como el uso de la toxina botulínica, la técnica de separación de componentes y el manejo del abdomen abierto. Pero no han sido, estos, los únicos conocimientos. Los adhesivos sintéticos, las prótesis autoadhesivas y los sistemas de fijación mediante tachuelas también han sido temas candentes durante el congreso.

En cuanto a las infecciones que se pueden dar en el postoperatorio se han desarrollado un tipo de prótesis inteligentes y de baja densidad con capacidad para disminuir la adherencia de bacterias, como comentó el especialista. Así, no solo se han descubierto una serie de novedades importantes para el paciente, sino que también se han podido conocer nuevas técnicas que podrían facilitar la intervención quirúrgica.

Tratamiento

Antes de realizar una operación, la decisión de hacerlo mediante cirugía abierta o cirugía lamparoscópica, es una de las más complicadas. Esto se debe a que, aunque, la cirugía abierta permite un mejor manejo de la zona afectada sigue siendo anticuada y produce una recuperación más lenta.

El jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo de la Fundación Jiménez Díaz ha declarado que no hay que preocuparse, ni iniciar una lucha porque “cada una de ellas va a tener su campo de aplicación”.

En cuanto al dolor, lo que puede considerarse como uno de los peores síntomas en el postoperatorio, se ha hablado de un tratamiento con nuevos fármacos para el dolor inmediato, el uso del mapeo por dermatomas y, en caso de que el dolor se vuelva crónico, podría llegar a utilizarse la neurectomía laparoscópica.