funcionarios prisiones presos procés

Las reivindicaciones de los funcionarios de prisiones siguen siendo las mismas ya sea con el gobierno actual, con el anterior, y con el de más allá: plazas sin cubrir, condiciones laborales diferentes entre categorías idénticas, ser declarados agentes de la autoridad… “El Ministerio de Interior no reconoce ninguna de nuestras reivindicaciones. Hay que ver el escenario político, el presupuesto que salga, y qué podemos negociar”, señala José María López, representante de CCOO, sobre la posibilidad de alcanzar las demandas largamente solicitadas.

Un presupuesto que, para salir adelante, necesita de los votos de partidos nacionalistas e independentistas. Algo que ya está sucediendo en la ampliación de las sucesivas prórrogas del estado de alarma. Poder dar carpetazo a los presupuestos del popular Cristóbal Montoro tiene un precio. Tanto vascos (PNV, EH Bildu), como catalanes, (ERC, Junts per Catalunya, CUP), lo saben. En total, suman 35 escaños vitales.

Poder dar carpetazo a los presupuestos de Cristóbal Montoro se antoja clave para alcanzar las reivindicaciones

De ahí que cuestiones alejadas de la economía, más propias de la política, sean esenciales para unas nuevas cuentas que podrían abrir los cielos a las reivindicaciones de los funcionarios de prisiones. Cuestiones como la liberación de los líderes del procés, o el acercamiento de presos de ETA al País Vasco.

“Las decisiones de carácter político no afectan. Las económicas, sí”, apunta José María López. Pero matiza: “Si hay acuerdo para sacar presupuestos, hay opciones de negociar. Los presupuestos de Montoro serían una dificultad”. La pescadilla que se muerde la cola. Porque, sin acuerdo político, los presupuestos son una entelequia. Y ese acuerdo tiene los nombres de Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Form, o de los presos de ETA.

¿Presos siendo trampolín para que los funcionarios de prisiones consigan sus reivindicaciones? “Puede ser paradójico. ERC siempre ha defendido los servicios públicos. Y entiende que el nuestro es esencial”, reconoce Elena Getino, representante de la Asociación Profesional de Trabajadores Penitenciarios “Tu abandono me puede matar”.

HUELGA DE FUNCIONARIOS DE PRISIONES

“Llevamos años inmersos en un conflicto que políticamente no se quiere resolver y que el gobierno no tiene previsto solucionar”. La frase es de un comunicado de “Tu abandono me puede matar”. En el mismo, califica como “agravio comparativo” el hecho de que el Gobierno se sacase “de la chistera” 245 millones para la Guardia Civil. “Se lo tienen merecido, pero no más que nosotros”, dice el comunicado. E insta a las organizaciones sindicales Acaip, CSIF, CCOO, UGT y USO a iniciar una huelga o paro general “a la vista de la humillación y el abandono constante en el que nos mantiene el Gobierno”.

José María López, de CCOO, reconoce que “no tenemos acordada ninguna convocatoria de huelga. Hablar de huelga nos parece irresponsable. No es el momento. Estamos concentrados en el tema del covid-19. Una vez se pase, ya abordaremos el resto”.

Vistas las dos partes, parece que caminan a velocidades distintas. “Queremos un sector y un estatuto propio, lo que retrae la respuesta de los sindicatos. Si seguimos dentro de la Administración General del Estado, no tenemos nada que hacer”, apunta Elena Getino. Pero fuera de la AGE, los sindicatos perderían, por ejemplo, representación en las mesas de negociación.

“Hay un ministerio inmovilista, con cero sensibilidad al mundo penitenciario. Respecto a nuestra capacidad de negociación, algo no estamos haciendo lo suficientemente bien para no haber logrado objetivos”, reconoce José María López. Y Elena Getino concluye: “Los sindicatos tradicionales no creen conveniente las movilizaciones, pero vamos a seguir en la misma senda. Nuestra partida presupuestaria es nimia. No estamos dispuestos a seguir aguantando. Este verano veremos algunos hitos”.

Comentarios de Facebook