Cataluña

El Colegio de Registradores ha compartido unos datos con Europa Press que revelan un total de 5.682 empresas habiendo dejado Cataluña desde el año 2017 (año en el que se celebró el referéndum de independencia del 1-O) hasta el pasado 30 de septiembre.

La ‘fuga’ de empresas en Cataluña llegó a las 2.536 compañías únicamente en el año 2017, una cifra similar a la registrada al año siguiente, ya que en 2018 se contabilizaron 2.359 salidas de compañías, mientras que en los tres primeros trimestres de este año se han trasladado un total de 787 empresas.

Vivienda

Cataluña es la comunidad donde más baja el precio de la vivienda usada

Cataluña ha sido la comunidad autónoma española donde más ha caído el precio de la vivienda de segunda mano en el tercer trimestre del...

Mientras, la región catalana acogió a 548 empresas en el año 2017, otras 467 en 2018 y 480 en los tres trimestres del presente ejercicio, por lo que este año ya se constata una disminución de la fuga de empresas y un aumento del traslado de sedes sociales a Cataluña.

Si se restan las 5.682 salidas acumuladas en Cataluña desde 2017 a las 1.495 llegada de compañías en ese periodo da como resultado un saldo neto negativo de 4.187 empresas en la región desde el año 2017.

CATALUÑA PIERDE MÁS EMPRESAS DE LAS QUE GANA

Por su parte, el registro de fuga de empresas en la Comunidad de Madrid refleja 1.279 salidas en 2017, otras 1.263 en 2018 y 1.329 entre enero y septiembre de este año. De hecho, en los tres primeros trimestres de este año la Comunidad de Madrid ha registrado una fuga de empresas (1.329 compañías) que casi duplica los 787 abandonos contabilizados en Cataluña.

Eso sí, el saldo neto es mucho más negativo en Cataluña (307 empresas), como consecuencia de 787 salidas y 480 llegadas, que en Madrid (13 empresas), tras presentar 1.329 salidas y 1.316 llegadas de empresas.

Solo en el tercer trimestre se trasladaron 307 sedes sociales en la Comunidad de Madrid, frente a los 228 traslados en Cataluña, si bien Cataluña presenta el saldo de entradas y salidas más negativo, con 107 pérdidas de sede social, seguida por Castilla y León (-31), País Vasco (-15), Asturias (-10), Baleares (-5), Canarias (-4), Navarra (-4) y La Rioja (-2).

Por el contrario, las comunidades autónomas que muestran mayores saldos positivos son Madrid (49), Andalucía (28), Galicia (23), Comunidad Valenciana (17), Aragón (16), Murcia y Extremadura (11), Castilla-La Mancha (10), Cantabria (8) y Ceuta y Melilla (5).