Famoso por sus cavas, en los últimos años Freixenet ha decidido innovar en busca de nuevos públicos en el mercado español. Del Freixenet Ice (cava con hielos) ha pasado al Prosecco, un vino espumoso que lanzó el octubre del año pasado y está cosechando grandes éxitos entre los millenials en un mercado todavía incipiente para este tipo de caldos.

El Corte inglés, Carrefour o Alcampo son las principales cadenas de distribución que cuentan con este vino en sus lineales”, aseguran desde la compañía. Además, se trata de la primera empresa española en poner en el mercado este vino espumoso. Mucho antes llegó a mercados como Reino Unido.

Ribera de Duero

Las bodegas de Rioja asaltan Ribera de Duero

Los vinos de Ribera de Duero están de moda. Y eso lo saben muy bien en todo el territorio español, especialmente en...

Aunque se trata de un vino espumoso, no puede considerarse como una alternativa al Champagne. Su consumo se ha popularizado en EEUU y Reino Unido al tratarse de un vino más sencillo, más suave y mucho más fácil de beber que otros espumosos. Además, es mucho más económico que el Champagne y por ello atrae a consumidores más jóvenes que se inician en el mundo del vino. En este caso, el PVP del Prosecco de Freixenet es 9,99 euros.

ELABORADO CON UVAS GLERA EN ITALIA

Freixenet Prosecco está elaborado con las uvas de la variedad Glera de la región italiana de Véneto, cuyos vinos están teniendo un gran éxito entre los consumidores a nivel internacional. Brillante con luz dorada, Freixenet Prosecco destaca por sus aromas florales, afrutados y cítricos junto a sus finas burbujas. En el paladar es limpio y refrescante con notas de limón maduro, manzana verde y pomelo.

En su elaboración, la uva entera es presionada con delicadeza y el mosto empieza así un proceso de lenta fermentación en frío. De esta forma, se conservan mejor los delicados aromas y la frescura de la uva. La segunda fermentación tiene lugar en depósitos de acero inoxidable presurizados a temperatura controlada. El resultado, después de unas semanas, es un vino espumoso afrutado, fresco y seductor, con azúcares naturales

Por su parte, la empresa también presentó en Madrid Freixenet Italian Rosé, una combinación de los mejores racimos de Glera y Pinot Noir que se cosechan en Italia. Freixenet Italian Rosé es fresco y agradable, con un delicado aroma a frutas rojas y una elegante base de flores blancas y manzanas. Se trata de un vino para disfrutar solo o como un refrescante maridaje con cualquier comida.