emprender

Aunque los freelances son autónomos, poco a poco están consiguiendo convertirse prácticamente en un grupo con entidad propia con características que los diferencian de otros perfiles como los de emprendedores y empresarios, aunque en el fondo todo freelance es también un emprendedor que está al frente de su negocio.

Que estos profesionales son diferentes es algo que hemos venido comprobando en los últimos años. La mayoría de ellos son pioneros en el teletrabajo y ya lo aplicaban cuando los trabajadores por cuenta ajena ni se imaginaban lo que era eso. Además, están totalmente al día en cuanto a digitalización. El resultado es un colectivo especialmente resistente frente a las crisis y que se ha posicionado como uno de los más fuertes a raíz de la pandemia de coronavirus.

Mientras que muchos autónomos y empresas no estaban preparados para trabajar desde casa y han visto bajar sus ingresos de forma importante en los últimos meses, los freeelances se han visto mucho menos afectados por la situación, tal y como demuestran diferentes estudios que se han llevado a cabo sobre este tema.

como es el trabajo de los freelances

Los freelances resisten a la crisis

El estudio “Post-Covid: cómo los freelance contribuyen a las empresas del futuro” ha puesto de relieve que uno de cada cuatro autónomos altamente cualificados ha perdido una media de un 50% de sus ingresos durante los meses más duros de la pandemia. Sin embargo, un 22% destacan que para ellos la incidencia de este problema ha sido menor y muchos incluso han visto mejorar su situación.

No solo han aguantado mejor, también se recuperan antes. Los expertos del sector señalan que aunque los freelances han experimentado un parón de su actividad, tras la vuelta a la normalidad la mayoría de ellos han podido retomar sus proyectos con normalidad e incluso se encuentran ahora con una mayor carga de trabajo.

El perfil tecnológico es el más demandado

Los trabajadores por cuenta propia que han apostado por la tecnología y la digitalización han demostrado tener una gran ventaja competitiva frente al resto. No solo han podido trabajar con normalidad incluso en las circunstancias más difíciles, sino que además han conseguido convertirse en los profesionales más buscados por las empresas.

Muchos freelances trabajan en el sector B2B, ofreciendo sus servicios a otros profesionales o empresas, y ahora se encuentran con que sus clientes necesitan de sus servicios más que nunca. Y es que estamos entrando de lleno en una era en la que lo digital se va a convertir en el protagonista absoluto del ámbito empresarial.

Dentro del sector tecnológico nos podemos encontrar profesionales con perfiles muy diferentes: diseñadores web, expertos en SEO, profesionales del marketing digital, redactores, diseñadores gráficos, expertos en ciberseguridad, desarrolladores de apps, etc. 

freelances crisis coronavirus

La mayoría de ellos prevén que su volumen de trabajo crezca en los próximos meses, ahora que por fin las empresas han sido conscientes de lo importante que es la transformación digital y adoptar formas de trabajo y de venta de productos o prestación de servicios que sean viables incluso en situaciones tan complejas como lo puede ser un confinamiento de la población.

Un reciente estudio de la plataforma Freelancer titulado “Fast 50 Jobs” destacaba que los perfiles freelance más demandados en el tercer trimestre de 2019 eran los relacionados de una u otra forma con la tecnología. Entre ellos destacaban los analistas de datos, asistentes virtuales, especialistas en Office, especialistas en edición y producción de textos, transcriptores y traductores.

Con la llegada del coronavirus seguramente los datos de este año van a ser algo diferentes, pero lo que está claro es que todos los perfiles que van a ocupar los primeros puestos entre los freelances más demandados estarán vinculados de una forma u otra con la tecnología. 

Un colectivo que sigue creciendo y creciendo

El colectivo de trabajadores freelance no es ya el futuro sino el presente, y es ahora más que nunca cuando estamos siendo conscientes de su importancia.

Un estudio llevado a cabo por LinkedIn ha puesto de relieve que en 1989 en Estados Unidos solo un 6% de la población activa era freelance, mientras que en este 2020 se espera que se llegue al 43%. De hecho, la cifra podría aumentar, ya que estos datos son anteriores a la pandemia de coronavirus.

En España el número de personas que trabajan por su cuenta al frente de su negocio no es tan alto, pero desde hace ya bastante tiempo el autoempleo se perfila como la mejor solución para poner freno a las altas tasas de desempleo. De ahí que en los últimos años se hayan puesto en marcha diferentes ayudas y subvenciones para autónomos y medidas que incentivan el alta en el RETA, como la tarifa plana para autónomos.

Aquí el perfil medio del freelance es algo diferente al de otros países. La mayoría de la personas que optan por trabajar de esta forma son o bien jóvenes que no encuentran encaje en el mercado laboral, o personas que han superado la barrera de los 40 años y lo tienen complicado para encontrar trabajo.

perfil tecnologico

Pero esto no quiere decir que todos sean freelance por “necesidad”, para la mayoría la elección de esta forma de trabajo es algo totalmente consciente y voluntario, ya que les permite una mayor flexibilidad a la hora de aprovechar su tiempo y les brinda la oportunidad de sacarle más partido a su talento trabajando en aquello que les gusta y colaborando únicamente en proyectos que sean de su interés.

Esto hace que dentro del colectivo freelance nos encontremos con profesionales muy bien cualificados y con amplia experiencia, que apuestan fuertemente por la formación continua y son conscientes de que ellos mismos son su mejor inversión

Por eso, la previsión es que de cara el futuro el número de profesionales que optan por el trabajo freelance siga en aumento. Máxime a medida que los robots vayan teniendo más presencia en el mercado laboral y las empresas necesiten perfiles cada vez más especializados.

Mientras que los trabajadores asalariados parecen haberse quedado un poco estancados en este sentido, los freelance ya se están preparando para lo que está por llegar.