Ford ha desarrollado el Modo Guardián, un sistema de seguridad para vehículos conectados que monitoriza en tiempo real a las furgonetas y, a través del móvil, alerta de posibles peligros a los administradores de pequeñas flotas, a los propietarios-operadores y a los conductores, según ha anunciado la firma de automóviles.

El Modo Guardián está disponible en la aplicación para ‘smartphone’ FordPass Pro y es la primera funcionalidad que Ford activará con una actualización de software inalámbrica. Se irá extendiendo a toda la gama de vehículos del fabricante de un modo progresivo.

Este sistema de seguridad activa diversos sensores para detectar cuando alguien accede al vehículo, abre el capó, el compartimento de carga o arranca el motor. Si esto sucede, el sistema envía, mediante el módem FordPass Connect, del vehículo una notificación al móvil del propietario del automóvil.

De esta forma, Ford ha explicado que el Modo Guardián manda alertas incluso si el vehículo se abre o se pone en marcha con una llave, una acción que no llegaría a activar una alarma convencional y que puede ser “útil” en caso de robo o clonación de la llave.

Además, esta nueva funcionalidad informa de las horas en que se ha accedido al vehículo, el motivo de las posibles alarmas, cuándo se activaron estas y la última ubicación conocida del vehículo.

Con las actualizaciones inalámbricas, Ford ofrecerá “multitud de nuevas funcionalidades y mejoras en la calidad de sus vehículos”, y lo hará cuando estén disponibles, optimizando la productividad y minimizando el tiempo de inactividad que implican las visitas al centro de servicios.

Como novedad para el sector de vehículos comerciales, el nuevo sistema será la primera funcionalidad que se activará mediante una actualización inalámbrica del software.