La famosa cerveza Steinburg de Mercadona es una de las más vendidas en España. Detrás del éxito de algunas de sus variedades se encuentra la empresa valenciana Font Salem, integrada en Damm. Esta cerró el ejercicio 2018 con un aumento del 10,5% de sus ventas con respecto a 2017 (hasta los 253 millones de euros) gracias, en parte, a su acuerdo con la enseña de Juan Roig y al auge de la cerveza en el país.

En los últimos años su facturación ha crecido notablemente. Hace cinco años, en 2014, sus ventas alcanzaron los 192,2 millones de euros, según datos del Registro Mercantil recogidos por InsightView. Desde entonces no han dejado de crecer. En cuanto a su beneficio neto, Font Salem cerró el ejercicio pasado con 23,19 millones de euros, un 23% más que en 2017.

Alcampo aviva la guerra de precios en los supermercados

Muchas veces, la diferencia de precio de un producto sobre otro decanta la balanza a la hora de llenar la cesta de...

Gran parte de estos datos se deben a Mercadona y el auge del consumo de cerveza en el país. La empresa de Juan Roig cuenta con dos marcas propias para la cerveza: Steinburg y 1897. Font Salem fabrica para toda la cadena referencias como la Steinburg sin. También lo es de otras referencias como Suave, Clásica o Especial en la mayoría de las ocasiones, aunque en algunas zonas concretas de España se pueden encontrar estas referencias elaboradas por otros fabricantes. También está detrás de algunas marcas blancas de cerveza de El Corte Inglés.

Y todo ello bajo un contexto de crecimiento del sector. En 2018 se superaron por primera vez en España los 40 millones de hectolitros, lo que representa un incremento del 1,5% respecto a 2017. Así, además del turismo, ha sido fundamental la hostelería, cuyas ventas han crecido un 3,4%, y la estabilidad económica y fiscal, según se desprende del informe socioeconómico de Cerveceros de España.

PROYECCIÓN INTERNACIONAL

Font Salem es un referente indiscutible en España para el sector del envasado de refrescos y cerveza para terceros. Ello se debe a las inversiones en bienes de equipo de elevado nivel tecnológico realizadas en la última década y de maximización de eficiencia productiva, permitiendo absorber la demanda y globalizar el servicio.

Font Salem dispara sus ventas gracias a su acuerdo para proveer a Mercadona y al auge del consumo en España

Actualmente afronta de consolidarse como una multinacional para la marca de distribuidor y el copacking. Por ello, en el ejercicio 2018 continúa reforzando su proyección internacional, especialmente fuera del continente europeo, según se desprende de su auditoria.

La empresa valenciana dispone de tres centros productivos situados en lugares estratégicos que permiten dar respuesta rápida a la demanda en la península ibérica con el menor coste posible. Su proximidad a los puertos de Valencia y Lisboa supone una ventaja competitiva para la exportación. La sociedad continúa en su labor de potenciar dichos centros e incrementar la rentabilidad de explotación mediante el esfuerzo inversor.

MERCADONA CAMBIA DE ESTRATEGIA

En los últimos años, Mercadona ha realizado cambios en su estrategia con las cervezas. Así, pasó de comprar a cuatro proveedores en España a hacerlo a 20 empresas. Toda una apuesta que da preferencia a las empresas españolas por delante de las extranjeras. La cerveza de marca propia sigue siendo un pilar muy importante, aunque en sus lineales haya referencias de Mahou, Heineken o Damm. No obstante, más tarde la empresa de Juan Roig abrió el abanico de proveedores pasando de los siete a los 40. De ellos, 28 son nacionales y 12 internacionales. Eso quiere decir que habrá más competencia.  

Mercadona compró 90 millones de litros de cerveza nacional más en el último año, hasta alcanzar los 240 millones. Este volumen se ha traducido, paralelamente, en un incremento de las compras de materia prima del campo español por parte de sus proveedores que, en el caso de la cebada, ha aumentado en 14 millones de kilos más que en 2017.

Comentarios de Facebook