fondos europeos empleos

La dotación de los Fondos Europeos Next Generation para España en 2021 serán de casi 27.000 millones de euros. Según un análisis de la Asociación Madrid Capital Mundial de la Construcción, Ingeniería y Arquitectura (MWCC), si se lograra invertir esa cantidad (que equivale a más de 15.700 millones de euros en términos de Valor Añadido Bruto –VAB-) se generarían más de 300.000 puestos de trabajo a tiempo completo.

Cantidad que se vería incrementada porque el impacto indirecto originado se elevaría a 15.000 millones de euros adicionales de producción y 147.000 empleos. Por lo que respecta al impacto inducido, en su caso producido por el aumento del gasto derivado de los sueldos percibidos por los empleos creados, acarrearían 30.000 millones más de producción. Para ello, serían necesarios, 730.000 puestos de trabajo.

Si se suman todos los impactos, supondrían un incremento en la producción de 73.000 millones de euros (38.000 millones en términos de VAB). Por lo que respecta al empleo necesario, MWCC estima en 1,15 millones los puestos de trabajo en 2021. Con todos estos parámetros, la economía española acabaría creciendo un 3,25%.

DIEZ POLÍTICAS

Los presupuestos de los fondos europeos Next Generation se fundamentan en cuatro pilares como son la transición ecológica, la digitalización, la igualdad de género y la cohesión social y territorial. Asimismo, son diez las políticas que los desarrollan: Agenda urbana; Infraestructuras y ecosistemas resilientes; transición energética; digitalización de la Administración y tejido industrial y empresarial; recuperación del turismo; promoción de la ciencia y la innovación; refuerzo del sistema sanitario; educación y formación; cuidados y empleo; impulso de la cultura y el deporte y modernización del sistema fiscal.

Según MWCC, el mayor desafío de estos fondos consiste en concretar los proyectos y conseguir ejecutar esos fondos. El Gobierno, para conseguirlo, prevé medidas dirigidas a la coordinación y la colaboración, por un lado; y, por otro, medidas orientadas a agilizar el acceso a los fondos.

Entre las primeras, destaca la creación de una Comisión Interministerial encabezada por el presidente del Gobierno, el seguimiento puntual de los fondos y un mayor estrechamiento en la colaboración público-privada. Se trata de algo imprescindible si se pretende que todos los fondos se trasladen a la economía.

Bankia real plata

El último año de Bankia: adiós al real de plata para socorro de los vivos

  • A Bankia, siguiendo la terminología popular, le quedan algo así como dos telediarios
  • Entre las segundas, cabe reseñar una mayor transparencia y agilidad administrativa para lo que se reducirán, en lo posible, los trámites que puedan ralentizar la contratación y ejecución de proyectos. Estas medidas de colaboración y agilización son fundamentales, ya que todo lo que no se invierta tendrá un impacto negativo sobre el crecimiento económico y la creación de empleo.

    “Ahora es el momento de no fallar a los ciudadanos y las empresas que, gracias a estos fondos, tendrán la posibilidad de desarrollar sus actividades e innovar en sus procesos productivos, haciéndolos más eficientes y eficaces”, afirma David García Núñez, presidente de MWCC. Entre otras razones, porque por cada millón de euros que se dejen de invertir, habrá 11 personas que no tendrán la oportunidad de incorporarse al mercado de trabajo en 2021. Cantidad que se elevaría a 44 si se suman los impactos indirectos e inducidos.