Las carteras de fondos del gestor automatizado Indexa Capital han rentado en 2020 de media 2,4 puntos porcentuales más que los fondos de riesgo comparable recogidos por Inverco y 4,3 puntos porcentuales más al año desde su lanzamiento a finales de 2015.

Estos 4,3 puntos porcentuales de rentabilidad anual adicional (23,3% de media en términos acumulados) se ha producido a lo largo de un ciclo completo que incluye entornos de bajada y subida más o menos fuertes. En los últimos tres meses, la rentabilidad de la cartera de fondos más conservadora ha sido de un +4,3% y la de la más agresiva un +13%.

Ante un segundo trimestre “extraordinariamente positivo, tanto en las inversiones de acciones como en las de bonos” como destacan desde Indexa Capital, la rentabilidad de la cartera de fondos más conservadora en el primer semestre de 2020 ha sido de -0,1% y la de la más agresiva un -5,5% dejando la rentabilidad anualizada desde su lanzamiento en +2,9% y un +6,2% respectivamente.

Hemos asistido en los últimos tres meses a una de las remontadas más importantes de las últimas décadas y a pesar de los fuertes movimientos de bajada y subida durante el año, podemos decir que la rentabilidad semestral de 2020 es negativa pero dentro de lo normal”, ha destacado Unai Ansejo, cofundador y consejero delegado de la compañía.

Indexa ha añadido con su gestión, de media, en los seis primeros meses del 2020, 2,4 puntos porcentuales, 4,8 en términos anuales, de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional, renta variable mixta internacional y renta variable internacional.

Esta diferencia está por encima de los 3,3 puntos porcentuales anuales (1,6% semestrales) adicionales que espera obtener en el largo plazo. No obstante, si se amplía el plazo a los cuatro años y seis meses de historia de Indexa, la diferencia es sensiblemente superior: entre +3,1 puntos porcentuales al año para la Cartera 1 y +5,6 puntos porcentuales al año para la Cartera 9, con una media de sus carteras de más de 4,3 puntos porcentuales al año por encima de su benchmark.

“Esto significa que, tras 4 años y medio, y habiendo visto ya un ciclo completo de subida y bajada de los mercados, la media de fondos españoles ni siquiera han cubierto la inflación acumulada (+4,0%), mientras que las carteras de Indexa han ofrecido la rentabilidad de los mercados a nuestros clientes con bajas comisiones”, subraya Asenjo.