dinero

El Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega, el mayor fondo soberano del mundo con un capital de 9,16 billones de coronas noruegas (921.040 millones de euros), aumentó significativamente su exposición a la deuda soberana de España en el segundo trimestre, cuando su inversión en bonos españoles subió a 56.086 millones de coronas (5.638 millones de euros), un 30,5% más que los 42.960 millones de coronas (4.319 millones de euros) del primer trimestre del año.

En el segundo trimestre de 2019, la deuda soberana española se convirtió en la quinta con mayor presencia en la cartera de renta fija del fondo noruego, que invierte en el exterior los ingresos procedentes del gas y el petróleo y está gestionado por Norges Bank Investment Management (NBIM), entidad adscrita al banco central de Noruega.

De hecho, por primera vez desde el primer trimestre de 2016, el vehículo inversor del país escandinavo acumulaba una mayor exposición a la deuda soberana de España que a la de Francia, que se situaba en sexto lugar, con 55.721 millones de coronas (5.603 millones de euros).

IRPH

Bankia, BBVA y Santander dan sus primeros pasos en hipotecas verdes

Triodos Bank no necesitó poner el apellido verde a sus hipotecas porque desde su fundación incorpora criterios de sostenibilidad a sus préstamos. Ahora los...

Por delante de España, únicamente se situaban los bonos estadounidenses, con 650.308 millones de coronas (65.412 millones de euros); la deuda pública de Japón, con 185.108 millones de coronas (18.619 millones de euros); los bonos alemanes, con 91.036 millones de coronas (9.155 millones de euros) y los bonos del Reino Unido, con una exposición de 62.875 millones de coronas (6.323 millones de euros).

“Actualmente contamos con más de 600.000 millones de coronas (60.356 millones de euros) invertidos en bonos con rendimientos negativos, lo que equivale a la cuarta parte de nuestra cartera”, reconoció Trond Grande, subdirector general de NBIM.

BENEFICIO DE 25.737 MILLONES EN EL SEGUNDO TRIMESTRE

Entre los meses de abril y junio, el fondo soberano noruego logró una rentabilidad del 2,95%, frente al rendimiento del 9,1% de los tres primeros meses del año, pero por encima del 1,83% del segundo trimestre de 2018, lo que permitió un retorno de 256.000 millones de coronas noruegas (25.737 millones de euros), según informó la entidad.

En este sentido, el fondo petrolero precisó que su rentabilidad trimestral fue inferior en 19 puntos básicos a la alcanzada por su índice de referencia.

Desde su fundación en 1998, el fondo noruego ha logrado una rentabilidad media del 5,91%, que alcanza el 8,83% en el curso de los diez últimos ejercicios.

“La incertidumbre sobre el comercio global y el crecimiento de la economía lastró nuestra rentabilidad al principio, pero los mercados aceleraron hacia el final del periodo, debido en parte a la perspectiva de una política monetaria más expansiva en los mercados desarrollados”, apuntó Grande.

La inversión en renta variable, que representaba el 69,3% de la cartera del fondo noruego al cierre del segundo trimestre, reportó a la entidad una rentabilidad del 3%, mientras que las posiciones en renta fija, el 28% del total, permitieron ganar un 3,1%. Por su parte, las inversiones inmobiliarias del fondo, que suponen un 2,7% del total, ofrecieron una rentabilidad del 0,8%.