Álvaro de Liniers, responsable de desarrollo de negocio España y Portugal de Groupama Asset Management.
Álvaro de Liniers, responsable de desarrollo de negocio España y Portugal de Groupama Asset Management.

Groupama Asset Management ha llegado a un acuerdo con IVO Capital Partners para distribuir en exclusiva el fondo IVO Fixed Income en España, Portugal y Andorra. Así, la francesa puede completar su “gama clásica” con renta fija global emergente donde no tienen “expertise”, detalla Álvaro de Liniers, responsable de desarrollo de negocio España y Portugal de Groupama AM una entrevista con MERCA2.

El fondo no sigue índices y “no todo vale”. Solo miran la calidad. Tiene más de 70 emisores y una cartera diversificada. Detectan oportunidad en países que han sufrido un “estrés importante”. Este entorno es “el más propicio” y da un “extra de yield” a la cartera. Su trabajo consiste en analizar una inversión pensando ¿qué puede pasar en el peor de los casos?

Desayuno Inversión y Finanzas Sostenibles

Los millennials son la clave para la inversión sostenible

Enrique Blasco, director de fondos de empleo de Bankia destaca que cada vez “se demandan más” productos con criterios ASG (ambientales, sociales y...

Por ello, apuestan por México, Brasil, Emiratos Árabes o Argentina, un país que ha sufrido este año “pero es lo interesante” comenta. La calidad de la cartera “es mayor que la media de fondos globales de renta fija emergente” pero puede sufrir más a corto plazo “como Argentina en verano”. Justo ahí es cuando la munición del fondo encuentra oportunidades.

El foco está en compañías de calidad, con poca deuda y que sean exportadoras. “Cuando hay un estrés en estos países la divisa suele hacerles más competitivas” matiza Álvaro. Por ejemplo en 2011 las “bad countries” donde había oportunidades interesantes se encontraban en Europa, en 2017 fue Turquía.

NO HAY BANCOS

En cartera hay materias primas (oil and gas) pero rara vez hay apuestas en puro negocio bancario y asegurador, porque si hay un estrés y busco oportunidad “no lo encuentro”. “Está estructuralmente infraponderado” porque el sector suele ir muy de la mano del soberano y afecta a los fundamentales cuando hay problemas de estrés, “a los gestores no les gusta”.

Actualmente no tienen exposición a China (las compañías que mejor yield ofrecen son de real estate y es un sector que los gestores infraponderan estructuralmente). En IVO Fixed Income la calidad, en términos de deuda, es notablemente superiora a la de un índice investment grade europeo y similar al de un índice de Estados Unidos investment grade.

En palabras de Álvaro de Liniers , actualmente más del 60% del universo total de bonos en euros tiene rentabilidades negativas y cerca del 80% de bonos en euros tiene yields por debajo del 1%. “La renta fija ha ido bien este año, pero los yields de los bonos están en negativo o por debajo del 1%”. Mientras que este fondo tiene un yield a cierre de septiembre, por encima del 8%.

Además, el 43% del mercado de deuda corporativa mundial es emergente, “poco a poco y de forma estructural es algo que tienen que tener los inversores”. Un inversor conservador “tiene que tener una posición estructural como complemento de cartera” apunta.

OPORTUNIDAD SEGÚN RATING DE CRÉDITO

La oportunidad de inversión en la que se basan es sobre la pertinencia o no de los rating de crédito, pero en general “no es ajustado para valorar la calidad crediticia de un inversor”, aclara. Por ello, hay un principio de techo de rating soberano, limitado por el rating del país donde la firma está basada. “Esto permite una rentabilidad extra”.

El riesgo país “es mayor” que el de las compañías, así obtienen “un yield extra” invirtiendo en emisiones de calidad. El lema es “Good Company/Bad Country”. Así, de Liniers cree que es “más interesante” tener una yield ajustada de más del 8 %, “compañías de más calidad” por estar basadas en regiones no tan desarrolladas, “emergentes”.

De ahí que el sesgo del fondo sea renta fija global emergente y complemente a los fondos clásicos de high yield, “la flexibilidad de la cartera es mayor”.

SU ALIANZA TIENE DOS PARTES

La francesa Groupama AM gestiona más de 110.000 millones de euros, de donde 3.000 millones depende del equipo español. Sus inversiones estaban centradas en acciones de pequeñas y medianas compañías a largo plazo. Por eso empezaron a tener acuerdos con “gestoras boutique”, para llegar donde no llegaban.

“Los mercados emergentes nunca han sido nuestra fortaleza” matiza. Y el fondo principal de IVO les interesa y complementa. “Es un fondo global high yield que complementa la gama clásica”. Esta sería la primera fase del acuerdo, porque el objetivo “a uno o dos años vista” es que Groupama AM lance un fondo diferente que se centre en la estrategia de IVO.

“IVO Capital Parnters no tienen equipo de relación con inversores en España y en la primera parte del acuerdo se lo ofrecemos a nuestros inversores y después crearemos uno que complemente IVO Fixed Income”, aclara. El responsable de desarrollo de negocio España y Portugal de Groupama AM habla de los proos y contras de invertir en compañías de calidad, poco endeudadas, exportadoras y que ofrezcan rentabilidad.

La idea no es que esté en el centro de las carteras. “Es más volátil que otro tipo de activos, tiene que ser un complemento”. Además, recuerda “no empezamos de cero, los gestores ya habían trabajado antes con inversores institucionales y el fondo es 5 estrellas Morningstar”.

ENTORNO INÉDITO

“Estamos en un entorno inédito” con los bancos centrales y tipos de interés. Existen dudas sobre el margen de maniobra. Y también está la llegada de Lagarde. “Creemos que será continuista pero su background es más político, habrá que ver como gestiona Europa”.

Respecto a la guerra comercial, considera que ha generado un conflicto “disruptivo” para la cadena de valor. El comercio global ha crecido mucho por la globalización, pero ha cambiado drásticamente. Antes había más comercio intrarregional y ahora, por ejemplo, Alemania es más sistémica.

Los de Groupama AM creen que la guerra “hubiese sido menos importante” en 1995 que a partir de 2007 porque hay otros países que entran en juego y no solo Alemania o Estados Unidos.

El ciclo económico avanza “de una manera clásica”. Por ello no descartan que en 2021 haya “más riesgo” de una recesión en Estados Unidos porque “simplemente” el ciclo avanza, los salarios crecen y afectan en la rentabilidad de las empresas, además de la incertidumbre con la guerra comercial.