Las fobias son un miedo irracional, desproporcionado e incontrolable ante una situación o hacia algún objeto. Más personas de las que piensas sufren fobias. Algunos no las dicen por vergüenza, otros las exteriorizan y la inmensa mayoría no saben que las tienen hasta que algo no las desata.

Las consultas de los psicólogos están llenas de personas que tienen fobias porque es un tipo de trastorno psicológico que padecen una de cada veinte personas. Las hay raras y comunes. Es más típico tener miedo o pánico a algo que pueda llegar a suceder que a que te muerda un ñú, por ejemplo.

Los síntomas de que tienes fobias más comunes son ansiedad, nerviosismo, taquicardias, dolor de estómago, dificultad para respirar o ganas de huir. Te diré las más comunes y ten en cuenta que si te sucede algo de lo citado es que probablemente tengas una fobia.

Brontofobia

fobias

Y por último, una de las fobias que más se dan desde que eres un niño es la brontofobia. El miedo a las tormentas, los truenos y los rayos es algo muy, pero que muy habitual.

Tu cabeza te dice que va a suceder algo en medio de una tormenta. Cuando eres pequeño los truenos te asustan y los rayos dejan sombras extrañas en tu pared que te hacen ver cosas.

Esto no termina cuando eres adulto; los sonidos de los truenos son los mismos y las luces también lo son. Si en tu infancia no has superado este trauma, puede que te siga acompañando si no le pones remedio.

Todas las fobias son trastornos psicológicos en su mayoría provocados por algún trauma previo. La forma de solucionarlos es acudiendo a un especialista para que te ayude.