Las fobias son un miedo irracional, desproporcionado e incontrolable ante una situación o hacia algún objeto. Más personas de las que piensas sufren fobias. Algunos no las dicen por vergüenza, otros las exteriorizan y la inmensa mayoría no saben que las tienen hasta que algo no las desata.

Las consultas de los psicólogos están llenas de personas que tienen fobias porque es un tipo de trastorno psicológico que padecen una de cada veinte personas. Las hay raras y comunes. Es más típico tener miedo o pánico a algo que pueda llegar a suceder que a que te muerda un ñú, por ejemplo.

Los síntomas de que tienes fobias más comunes son ansiedad, nerviosismo, taquicardias, dolor de estómago, dificultad para respirar o ganas de huir. Te diré las más comunes y ten en cuenta que si te sucede algo de lo citado es que probablemente tengas una fobia.

Hemofobia

fobias

El tener miedo a que te saquen sangre y a las agujas o a hacerte alguna herida se llama hemofobia. Es cuando no puedes evitar entrar en pánico cuando ves sangre, particularmente la tuya.

Este tipo de fobias tienen dos fases distinguidas:

Primera fase: Entras en una especie de ataque de ansiedad al ver cosas que estén relacionadas con la sangre.

Segunda fase: Se te baja la tensión, te mareas e incluso puedes llegar a desmayarte y a convulsionar.