mba

La revolución tecnológica ha traído consigo multitud de beneficios, tanto para los ciudadanos de a pie como para los grandes empresarios que tienen que cargar con el peso de la gestión de sus negocios los 365 días del año.

El verdadero cambio del sector financiero comenzó con la crisis de 2008 que hizo tambalear los cimientos de muchas entidades de medio mundo. Desde entonces, este sector se ha ido reinventando para poder adaptarse a los cambios del momento y sus requerimientos. Fruto de estas necesidades, los avances tecnológicos y las nuevas exigencias de los consumidores han nacido las empresas fintech (Financial Technology), consideradas como unas de las irrupciones más relevantes del mundo financiero.

En el caso de España, se ha convertido en el sexto mercado de financiación alternativa con multitud de proyectos que reinventan la banca tradicional. Es más, según un informe de Finnovating, las fintech prevén crear este año hasta 4.500 empleos. Del mismo modo, el estudio incluye en sus conclusiones que el 75% de las fintech españolas colaboran con empresas que están completamente asentadas.

Estos proyectos comienzan siendo una “startup”, pero con un buen control, desarrollo y captación de clientes pronto pueden convertirse en una “scaleup”. Esta nueva clasificación hace referencia aquellas empresas que han conseguido reunir alrededor de un millón de dólares. Por lo tanto, ya no sería una empresa que está comenzando, como una startup, sino que busca escalar en el modelo y posicionarse entre las más importantes.

Pero la aparición de fintech no ha sido lo único que ha marcado el cambio del modelo empresarial. Los cuatro gigantes actuales de internet, conocidos como GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon), también han tenido un papel destacable. Este grupo ha marcado la diferencia por el uso de Big Data y su red de usuarios ampliamente conectados de forma libre, siendo así un punto de referencia para el resto de empresas tecnológicas.

Los beneficios que ofrecen estos nuevos proyectos adaptados a la era tecnológica han atraído a las empresas tradicionales que querían transformar su modelo de negocio. Por esto, hoy en día, son muchas las compañías que colaboran con las conocidas fintech, ya sea de forma independiente o como una división del negocio tradicional.

FINTECH QUE COLABORAN CON GRANDES EMPRESAS

BilliB es una de las fintech que ha sabido rentabilizar su estrategia convirtiéndose en un scaleup en tiempo récord. Fue una iniciativa de la compañía everis y cuenta con la participación de Bankia para su comercialización en España.

Esta empresa tecnológica es la única que se ajusta a la fiscalidad española. Además, no solo cuenta con los servicios comunes del sector, sino que también ofrece nuevos beneficios como descuentos dinámicos a través de su plataforma y liquidación de pagos sobre cuentas de dinero electrónico, entre otros. Es una plataforma tecnológica que empieza a tomar el control sobre sí misma, ayudando a multitud de empresas españolas.

MyTripleA es una plataforma de financiación que se encuentra registrada en el Banco de España como una entidad de pago. Así, tanto pymes como autónomos encuentran la financiación que necesitan en forma de préstamos. Los fondos son aportados por los inversores privados, por lo que obtienen una mayor rentabilidad.

Uno de los acuerdos más importantes de esta fintech es el que firmaron con AvalCanarias, ya que buscan financiar a empresas canarias con mejoras en las condiciones para que sean más beneficiosas.

Markit es un proveedor de datos e información financiera que nació en 2003 como una plataforma de fijación de precios de los crediticios. Fue una empresa de gran importancia en el período previo de la crisis de las hipotecas sub-prime. Colabora con RBS, Goldman Sachs y JPMorgan. Además, desde 2016, está fusionada con IHS.

Stripe es una fintech de procesamiento de pagos en línea que cuenta con empresas importantes en su cartera de clientes. Fitbit, Pinterest, Twitter y Reddit son algunas de ellas. Se creó en 2010 y permite a los negocios aceptar pagos a través de Internet.

B2BPay, la fintech que consigue que tus comisiones no se coman los beneficios. Está orientada a las empresas que exportan a Europa cuentas bancarias virtuales. Es tan alto el porcentaje de mejora que fue la ganadora de la última edición del BBVA Open Talent en la categoría “Fintech for companies”.

Ant Financial es la plataforma de pagos de terceros más grande del mundo. Nació en el año 2004 en China. Es una división financiera de la conocida Alibaba que acaba de dar el salto a Europa. Su primer movimiento ha sido la compra de la empresa WorldFirst.

Estas son solo algunas de las fintech más importantes del momento. La colaboración entre este tipo de empresas, ágiles y adaptables, y las grandes corporaciones, más lentas y pesadas, permite esta asociación simbiótica que favorece el desarrollo del talento para la mejora de la sociedad.