La ‘fintech’ española Finizens ha rebajado las comisiones de sus planes de pensiones individuales de gestión pasiva, hasta un coste anual total del 0,54%, para convertirlos en “los más baratos de España” y así “romper el oligopolio” actual, en el que el 80% del patrimonio en estos productos está controlado por cinco entidades bancarias.

“Nuestra misión es transformar radicalmente el sector de los planes de pensiones en España ofreciendo el plan de pensiones más competitivo del mercado y con las comisiones más bajas, todo en beneficio del cliente final”, ha explicado su consejero delegado y cofundador, Giorgio Semenzato, en una presentación este miércoles.

La firma ofrece cinco planes de pensiones para cubrir diferentes perfiles de riesgo y ha bajado en un 35% su comisión de gestión hasta el 0,4%, de forma que el coste total, que incluye gestión, depositaría, gastos corrientes y otros, es de 0,54% al año.

Con esta rebaja, las comisiones de los planes de gestión automatizada de Finizens son “tres veces más bajas que la media del mercado”, que se eleva al 1,38%.

“Una persona que tenga 100.000 euros invertidos en los planes de pensiones de Finizens se ahorraría alrededor de 10.000 euros exclusivamente vía comisiones en diez años, respecto a un plan de pensiones tradicional que cobre la comisión máxima”, ha comentado Semenzato.

La compañía calcula que, a largo plazo, los planes de pensiones individuales en España alcanzarán una cuota del 20% del mercado, hasta unos 16.000 millones de euros, y confía en ser uno de los ‘robo advisors’ con más cuota, por su competitividad y sus rentabilidades ofrecidas.

Para el cofundador de Finizens, el Covid-19 ha acelerado “unos cinco años las tendencias de digitalización y de búsqueda de mayor eficiencia” lo que beneficia a la gestión pasiva. “Es innegable que nos va a beneficiar”, ha zanjado.