Finizens
Giorgio Semenzato, CEO y confundador de Finizens.

La gestión pasiva es casi una herramienta aún casi desconocida para los inversores españoles. La irrupción de las fintech ha provocado que muchos inversores la vean como una opción más barata y rentable que los productos tradicionales.

De hecho, firma de inversión WealthTech Finizens ha lanzado recientemente un comparador de carteras que realiza un análisis gratuito de las inversiones de cada persona interesada, sea cliente o no, para proporcionarle una valoración independiente, personalizada y transparente del estado y evolución de sus inversiones.

MERCA2 ha charlado largo y tendido con el CEO y cofundador de Finizens, Giorgio Semenzato, sobre la realidad de la gestión pasiva en España, ventajas, obstáculos, rentabilidades y, sobre todo, opciones de futuro.

– ¿Por qué apuesta Finizens por la gestión pasiva?

Porque la gestión pasiva en el mundo es una estrategia de inversión que va a proyectar en 2020 una cuota superior al 50%. En Estados Unidos ha superado el 40%, en Asia casi el 50% de la cuota de mercado, en Europa la media alcanza un 20% y en España se encuentra en torno a un 1%.

– ¿Por qué es tan popular en el mundo?

Porque basándonos en datos reales, si miramos las rentabilidades obtenidas por los fondos de inversión tradicionales (gestión activa) y sus equivalentes de gestión pasiva, se demuestra que en un 98,5% de los casos ofrece mayor rentabilidad a largo plazo. De hecho, cuanto más largo es el plazo más se aproxima el porcentaje al 100%. En resumidas cuentas, tienes una estrategia de inversión más rentable.

– Si es más rentable, ¿por qué no es tan habitual en España?

Una simple razón. No es porque el cliente no lo quiera, sino que no se le ha ofrecido. El cuello de botella ha estado en el lado de la oferta. El principal canal de distribución en España de activos financieros es la banca y no los han vendido porque tienen comisiones diez veces inferiores. Desde el punto de vista de los bancos, vender gestión pasiva habría sido un lastre para su balance. La red de distribución bancaria, que vive de ese origen en las comisiones, ha tenido conflictos de interés y ha preferido vender productos más caros e históricamente peores (los datos están ahí), independientemente de las rentabilidades que obtuvieran. Los bancos han intentado poner barreras a la entrada de la gestión pasiva en España.

BBVA Francisco González

El investigado FG mantiene su poder accionarial en BBVA

El expresidente de BBVA, Francisco González, mantiene intacto su poder accionarial en el banco mientras las investigaciones, tanto de la Audiencia Nacional como interna,...

De hecho, en la mayoría de los casos ni siquiera cubren el patrimonio de los inversores de la pérdida del poder adquisitivo por el efecto de la inflación en datos reales en España. Al final un cliente de banco que lleva años, décadas, pagando jugosas comisiones al gestor tradicional y descubre que se le ha estado “engañando”, que hay un producto mejor, más competitivo en comisiones y que se le ha ocultado, estaría bastante cabreado.

– ¿Cuál es su estrategia de inversión?

Ofrecer carteras globalmente diversificadas de fondos de gestión pasiva. Esto significa que en una cartera con una inversión mínima de 10.000 euros cualquier inversor puede tener exposición a 17.000 posiciones distintas de todo el mundo. Invertir en la economía mundial, la cual es un activo en sí que históricamente ha tenido un porcentaje de rentabilidad considerablemente superior a la media de los fondos en España (más del doble).

Desde el punto de vista de los bancos, vender gestión pasiva habría sido un lastre para su balance

Está compuesta por fondos indexados que permiten replicar de la forma más efectiva, eficiente y fiel lo que es la economía mundial. Además, presentan las mejores características del mercado: los más líquidos, con las comisiones más bajas, mayor diversificación, etc. En la mayoría de los casos dan como mejor gestora para implementar esta estrategia Vanguard. Se trata de fondos inaccesibles a día de hoy en España y además con clase institucional, es decir, con las comisiones aún más bajas.

– Dependiendo del perfil de riesgo de cada inversor tendréis una cartera diferente, ¿no?

Ofrecemos cinco niveles de riesgo distintos desde el más conservador al más atrevido dependiendo de la tolerancia al riesgo de cada inversor.

– ¿Qué ventajas competitivas ofrece Finizens frente a otras gestoras de gestión pasiva?

Finizens en la mejor en muchas cosas. Primero, ofrece las carteras de fondos indexados más diversificadas del mercado. Segundo, fondos de clase institucional (todos), independientemente del importe con lo cual no necesitas millones de euros para optar a esta ventaja. Tercero, es la única empresa en España de gestión pasiva que tiene una experiencia de usuario totalmente digital (hemos desarrollado también una aplicación móvil). Y cuarto, tenemos las comisiones más bajas del mercado. Partimos de una base del 0,80% sobre el patrimonio gestionado incluyendo todos los costes (gestión, fondos y depositaría), lo cual es hasta un 85% más bajo que lo que te puede ofrecer un banco.

Tenemos un programa para reducir más estas comisiones según el patrimonio invertido. Cuanto más inviertas en Finizens, no solo vas a vas a tener más rentabilidad, sino que también incentivamos a nuestros clientes para que traspasen sus fondos malos en un banco a nosotros bajándole las comisiones (hasta un 0,15% adicional anual) cuanto más invierta. Además, tenemos programas de fidelización, donde si un cliente invita a un amigo o familiar, le ofrecemos un año sin comisiones de gestión.

– ¿Cuál es el papel de los ejecutivos de cuentas en una gestora de acción pasiva?

A nivel de estrategia de inversión no tenemos gestores humanos, utilizamos sofisticados algoritmos de gestión automatizados. Sin embargo, tenemos un equipo para las cuentas con un patrimonio superior a los 100.000 euros que ofrece un servicio de banca privada sin costes. 

– ¿El cliente puede recuperar su dinero en cualquier momento?

En cualquier momento. No hay costes, penalizaciones ni permanencias. En ese sentido, es el producto más honesto.

– ¿La transparencia está asegurada para los clientes?

Nos hace mucha gracia el tema de MIFIDII. Ha venido a revolucionar o intentar cambiar unos estándares de transparencia e independencia que eran inexistentes o muy bajos en el sector financiero español. Nosotros hemos nacido cumpliendo MIFIDII en nuestro ADN. Transparencia total, ninguna retrocesión, accesibilidad 24/7 a todos los datos, informes totalmente detallados, etc. Nuestros inversores tienen visibilidad total sobre lo que está ocurriendo con su dinero.

Apie curso desaceleración paro

La lacra del paro se afianza en España: no hay escapatoria

En un momento en el cual la desaceleración económica mundial acapara titulares, los analistas ponen el dedo en la llaga de un problema específico...

– ¿Cuánto dinero gestionan en España?

Estamos creciendo a dos dígitos mes a mes. Cada día se acercan más inversores a nosotros. Además, con patrimonios más elevados. Eso nos permite crecer exponencialmente. Hemos alcanzado los 6.000 clientes en dos años de actividad.

– ¿Qué objetivos de volumen, clientes y rentabilidad esperan para 2019 en España?

Volver a doblar la base de clientes antes de 2020. En cuanto a volumen, crecer incluso más del doble dígito porque cuando alguien se hace cliente Finizens no solo recomienda la gestora a su entorno más cercano si no que cuando está con nosotros y compara la rentabilidad que tiene en Finizens con la que obtiene de su banco tradicional nos acaba traspasando todos sus fondos.

– ¿Cuánto tiempo medio debería tener invertido su dinero un inversor?

Como mínimo, entre siete y diez años porque es la duración de un ciclo económico típico. La estrategia de inversión pasiva indexada está pensada para el largo plazo. Cuanto más largo sea el plazo, mejor resultado vas a obtener con mayor certeza. En el corto plazo, las estadísticas lo demuestran, es muy difícil acertar. Cualquier inversor con un horizonte de uno, dos, tres años no es que no debiera invertir en Finizens, directamente no debería invertir.

– ¿Cuál suele ser la rentabilidad para ese plazo?

Según los datos de Morningstar en el mercado español, para la cartera 5 de Finizens (la de mayor riesgo y rentabilidad proyectada más elevada) la rentabilidad neta (excluidas comisiones) habría sido del 6,13% anual durante los últimos quince años. La media del mercado estuvo en menos de la mitad.

– Acaban de anunciar el lanzamiento de un comparador de fondos de inversión que Finizens desarrollará desde su división de Research. ¿En qué consiste y ventajas ofrece a los inversores?

Es abrir los ojos al mercado para que todo el mundo pueda tener una forma de saber la verdad sobre cómo le está yendo su inversión. Es una herramienta que muchos inversores estaban demandando, pero no encontraban con fuentes independientes como Morningstar. La misión es transformar totalmente el mercado basado en valores de transparencia, independencia y poner al inversor siempre en el centro de nuestra estrategia.

El 99% de los inversores se da cuenta de que el banco o le he ofrecido un servicio pobre o la rentabilidad ha sido inaceptable

El 99% de los inversores se da cuenta de que el banco o le he ofrecido un servicio pobre o la rentabilidad ha sido inaceptable o que en el peor de los casos el gestor de la oficina le ha mentido o que se le habían ocultado comisiones. Recibes un shock como inversor, pero positivo.

Es algo que llevamos un par de meses probando. Han consultado 600 personas y el 98% ya son clientes de Finizens.

– ¿Los bancos han engañado a la gente?

Si se han tenido que plantear a nivel europeo una regulación entera (MIFIDII) para acabar con esto, por alguna razón será. Desde luego, los escándalos bancarios que ha habido, por ejemplo, en los últimos años en España son públicos.

– ¿La gestión pasiva acabará con la gestión activa?

No hay una respuesta. En España, por ejemplo, va a estar más cerca del 50% que del 1%. La gestión pasiva es beneficiosa para el inversor porque ofrece una rentabilidad mayor a la que antes no tenías acceso y al ser tan competitiva pone una presión altísima sobre los gestores activos. Todos aquellos gestores malos, caros y poco transparentes están destinados a ser echados por los inversores y el mercado. Es una selección natural que ha ocurrido en otros países y está por pasar en España.