El temporal de nieve conocido como ‘Filomena’ se ha cebado con el centro del país, donde ha dejado escenarios insólitos y carreteras impracticables. El sector del transporte público sufre una nueva sacudida con el cierre de gran parte de la red de transporte: la EMT, la mayor parte de servicios interurbanos, y hasta el servicio de recogida de basuras, han tenido que interrumpir sus servicios.

El sector del transporte público de Madrid no levanta cabeza, tras sufrir los efectos de la pandemia del coronavirus y no lograr recuperar el nivel de viajeros de años antes, ahora se le complica con la paralización total del servicio. Pocas horas después de que entrara en vigor la alerta roja por nieve el pasado viernes, ni autobuses, ni taxis, ni VTC, ni tan siquiera los servicios de recogida de basura, han podido salir a las calles.

De hecho, según informaron fuentes municipales, hay un total de 250 autobuses que están abandonados desde el viernes por la noche en diversas calles de la capital. Más de 700 vehículos que estaban atascados en la M-30 ya han sido trasladados a depósitos municipales, y la Unidad Militar de Emergencias (UME) se encuentra desbloqueando los vehículos atrapados en la M-40.

En declaraciones a MERCA2, el presidente de Confebus, Rafael Barbadillo, critica que esta borrasca de nieve supone “una nueva catástrofe para el sector del transporte”, ya que el servicio de la Empresa Municipal del Transporte de Madrid (EMT), así como la gran mayoría del servicio interurbano de Madrid, permanecen desde el pasado viernes sin prestar servicio.

De hecho, desde la patronal critican que las labores de limpieza aún no han llegado a los intercambiadores de Plaza de Castilla y Avenida de América, así como a uno de los tramos de la Estación del Sur, tres puntos neurálgicos para el transporte en Madrid, que se encuentran inaccesibles, lo que dificulta la llegada de viajeros. Así, las pocas líneas interurbanas en funcionamiento, finalizan su ruta en Canillejas cerca de la estación de Metro de Madrid para que los usuarios puedan acceder a la capital por el subterráneo.

Además, los autocares de larga distancia tampoco pueden acceder a Madrid, “está siendo un problema”, lamenta Rafael Barbadillo, y reclama al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid, que inicien las tareas de limpieza en los intercambiadores para poder restablecer el servicio y garantizar una “red básica de transporte”.

De hecho, los propios trabajadores de grandes compañías como Alsa, Avanza o Samar, están limpiando las instalaciones con el objetivo de reanudar cuanto antes el servicio. Así, los servicios de larga distancia con origen o destino Madrid de algunas compañías como Alsa han comenzado a recuperar la normalidad en algunas de sus rutas a partir de este martes.

No obstante, ante la obligatoriedad del uso de cadenas en toda la red viaria en los servicios con origen o destino Madrid, las compañías de autocares se vieron obligados a cancelar todos sus servicios, y los clientes pueden reclamar la devolución del importe íntegro del billete.

METRO DESBORDADO Y DIMISIÓN EN LA EMT

La cantidad de nieve caída durante el pasado viernes y sábado en la Comunidad de Madrid ha obligado a suspender una gran parte de la red de transporte en la capital. Los usuarios no han podido acceder a los autobuses urbanos ni interurbanos, por lo que Metro de Madrid se ha convertido en el único medio seguro en el que desplazarse.

Pese a la polémica que envuelve a Metro de Madrid por las aglomeraciones que se producen en sus vagones y el inservible control de aforos que se aplica en las estaciones, el metro ha adquirido un protagonismo adicional durante estos días ya que era el único medio viable.

Esta situación ha provocado grandes aglomeraciones y muchos de los usuarios lo han denunciado en redes sociales. Por su parte, Metro de Madrid continúa ofreciendo servicio las 24 horas del día.

En cuanto a la EMT, según ha podido saber MERCA2 a través de fuentes cercanas, la compañía se está poniendo en contacto con los conductores de algunas líneas para que acudan este martes a su puesto de trabajo en su turno fijado, así como un grupo de guardia por si hay falta de personal y no pueden cubrir una línea. La idea es restablecer este martes la mayor parte de las líneas, pero todo dependerá de los avances en los servicios de limpieza, y algunos empleados no ven “viable” esta decisión.

Por su parte, desde el Comité de Empresa de la EMT exigen la dimisión del Gerente, Alfonso Sánchez Vicente, por lo que califican de “desastre anunciado” y le acusan de una “nefasta gestión que ha puesto en peligro a trabajadores y usuarios”.

“La tozudez de quienes debían tomar las decisiones al respecto del servicio de la EMT, ha hecho que cientos de compañeros se quedasen atrapados en los vehículos y, en algunos casos, con los viajeros incluidos, teniendo que pasar toda la noche y parte del día siguiente en los vehículos, o dejando el autobús en la calle y jugarse el tipo acudiendo a la cochera más cercana, o a sus domicilios los más afortunados, cuando cerca de la una de la madrugada se dio a orden para poder hacerlo”, denuncian, y señalan que más de 250 autobuses fueron abandonados en las calles.

VANDALISMO EN LOS AUTOBUSES

Según el presidente de Confebus, al menos siete autobuses de la EMT que quedaron sepultados en las carreteras a causa de la nieve han sufrido actos vandálicos. En concreto, se encuentran grafiteados, con los cristales rotos e incluso han robado en el interior de estos autobuses llevándose ciertos objetos o mobiliario de los mismos.

La EMT trata de desbloquear todos sus vehículos para trasladarlos a sus cocheras y evitar más destrozos. Así, durante toda la jornada del lunes han acudido a sus vehículos abandonados con los equipos de Grúas de Asistencia en calle de la propia compañía, pero tardarán varios días en llevar a cabo estas labores.

Por su parte, otra compañía que tiene algunos vehículos bloqueados por la nieve es Avanza, con unos 80 autobuses atrapados. Por lo que desde Confebus reclaman a la Comunidad de Madrid y al Ministerio de Transportes que traten de retirar todos los vehículos cuanto antes, ya que son estos organismos los responsables de trasladarlos a un depósito municipal.

NI TAXIS NI VTC

Realizar desplazamientos estos días por Madrid es muy complicado, y más si no es en Metro. Renfe ha restablecido gran parte de su red de Cercanías y una parte de Alta Velocidad y Larga Distancia, unas rutas que se irán ampliando según vaya desapareciendo la nieve.

Pero los taxis han paralizado en su totalidad sus servicios en la capital. Según ha explicado a este medio el secretario técnico de la Federación Española del Taxi (FEDETAXI), Emilio Domínguez del Valle, estos vehículos no cuentan con ruedas de nieve ni allweather, por lo que estos días es inviable que puedan utilizarlos. Y estima que la paralización del sector durante estos días supone unas pérdidas que supera el millón de euros en la facturación total, una cifra que podría alcanzar los 1,5 o 2 millones si esta situación persiste hasta el miércoles.

Lo mismo ocurre con el segmento de los VTC, las calles están bloqueadas con la nieve, y la aparición de placas de hielo, que irán en aumento conforme pasen los días cuyas temperaturas mínimas caerán aún más. Por lo que las autoridades aconsejan realizar los desplazamientos en Metro.