Filmaffinity

Filmaffinity, una de las webs de entretenimiento audiovisual más conocidas en España, ha llegado a un acuerdo con el agregador de streaming JustWatch para incluir dentro de su ‘site’ un pequeño espacio donde se publica en qué plataforma de video se emite una película o serie determinada.

Hasta ahora, Filmaffinty había progresado en este aspecto, y ya ofrecía a sus usuarios indicaciones sobre dónde se podían visionar determinadas series o películas. Tras el acuerdo, que ha entrado en marcha este mes de octubre -y sobre el que no ha trascendido el tipo de negocio que se ha llevado a cabo-, alguien que busque información sobre ‘El señor de los anillos’, por ejemplo, podrá ver en qué plataformas se puede alquilar, donde comprar o quien lo emite bajo suscripción.

El condicionante es que Filmaffinity embebe los datos que proporciona JustWatch. Es decir, que si una película o serie no aparece en el agregador de streaming, tampoco se verá reflejado en la web de Filmaffinity.

Aun así, se trata de una evolución que ha caído muy bien entre las personas que utilizan la plataforma, después de ver sus reacciones en redes sociales. Filmaffinity había ajustado sus prestaciones. Desde hace tiempo era algo más que una base de datos donde votar películas. Los espacios de opiniones, estrenos, la llegada de las series, trailers… en conjunto, la web se ha convertido en un ‘site’ de entretenimiento audiovisual que, durante el periodo de confinamiento provocado por la pandemia sanitaria, tuvo repuntes de tráfico. Este nuevo recurso buscar aumentar el tiempo de navegación en la web.

FILMAFFINITY, SIN LÍMITES

Con estos cambios, la luchar contra un gigante resulta más sencillo. Y eso que hacerlo contra un gigante apoyado por un monstruo, es más complejo todavía. Ese es el destino que ha asumido Filmaffinity desde su creación en 2002. La web de cine pelea contra IMDb -el gran gigante del sector- por aumentar su base de usuarios.

Los inicios no son fáciles, pero Filmaffinity, desarrollada por Pablo Kurt y Daniel Nicolás, consiguió muy pronto el reconocimiento internacional. En concreto, apenas un par de años después de su creación, recibía la distinción la mejor web de entretenimiento de todo Internet del año 2004 por la revista ‘PC Magazine USA’ (líder del sector en Estados Unidos).

Desde entonces todo ha sido crecer, y eso que la competencia es feroz. Cualquier persona que quiera llevar una lista de las películas que ha visto, así como un sistema comparativo para votarlas o reseñarlas, por definición elegirá Filmaffinity o IMDb. Cuando se busca cualquier película en Google, los tres primeros resultados son estas dos webs y la Wikipedia.

Pero esta lucha nació desigual. En 1998, Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, llegó a un acuerdo con Col Needham y otros accionistas principales para comprar el 100% de las acciones de IMDb. Esto dio a la web de cine la capacidad para pagar salarios a los accionistas por su trabajo, mientras Amazon sería capaz de usar el IMDb como un recurso de anuncios para vender DVD y cintas de vídeo. Así surgió un gigante al que Filmaffinity lleva intentando plantar cara desde hace más de 10 años.

Y no es fácil. IMDb ha llegado a adquirir empresas como Box Office Mojo para poder añadir más servicios a su web. Pero Filmaffinity no tiene miedo. Tras entrar en mercados como Estados Unidos, Argentina, México o Chile, la web se adapta totalmente a los contenidos propios de cada país, al ofrecer los títulos específicos de películas y series en cada caso, las carteleras nacionales completas y los extractos de críticas de cine de los críticos más conocidos de cada país.

Bajo este escenario, Filmaffinity se enfrenta a una época donde su tráfico volverá a crecer, sobre todo si los peores pronósticos se hacen realidad y la movilidad se reduce más. La gente volverá a tirar de series y películas y, en esta ocasión, todo se puede ver desde la misma web.