La Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) ha solicitado al Gobierno que aproveche los fondos europeos para poner en marcha “proyectos tractores” que permitan reactivar la actividad turística española, entre ellos la creación de un touroperador público-privado.

La creación de este touroperador a partir de fondos públicos y privados de promoción turística forma parte del paquete de tres proyectos que la patronal de las viviendas de uso turístico ha presentado para reactivar al sector turístico a través de las ayudas contempladas en los fondos europeos Next Generation EU y cuyo coste estaría en torno a los 70 millones de euros.

La creación de un banco de camas de viviendas de uso turístico (VUTS) y el lanzamiento de campañas de promoción enfocadas a nuevas tipologías de clientes de medio plazo, son los otros dos proyectos que Fevitur ha presentado.

La federación de viviendas turísticas considera que la creación de un touroperador público-privado, con oficinas de venta en los principales mercados emisores de turistas a España: Alemania, Reino Unido y Escandinavia, ayudaría a la recuperación de todo el sector turístico, “consiguiendo como destino ser un actor definitivo en la toma de decisiones y favoreciendo la desestacionalización de los destinos de nuestro país”.

El denominador común de las tres propuestas pasa por potenciar la ‘Marca España’ fuera de las fronteras nacionales y reforzar la digitalización de la gestión turística en el nuevo escenario posCovid.

“Estas ayudas nos permitirían mejorar la oferta y rediseñar el sector en base a unos destinos y una oferta alojativa más sostenible, eficiente y de calidad”, asegura el presidente de Fevitur, Tolo Gomila.

Gomila afirma que los tres proyectos que defiende el sector de la vivienda de alquiler vacacional “buscan la recuperación de destinos y empresas y, sobre todo, la normalización del sector”.

BANCO DE CAMAS DE VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO

En esta línea, el segundo de los proyectos, la creación de un banco de camas de viviendas de uso turístico, se ha presentado de forma conjunta con la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).

Esta propuesta, que conseguiría la normalización del sector, “daría acceso a toda la oferta de alquiler vacacional del país previo un filtrado que permitiría eliminar la oferta ilegal y sin licencia turística”.

Para Fevitur, este proyecto permitiría a las agencias de viajes contar con un producto de venta adicional a su cartera y ofrecer una tipología de alojamiento que este verano ha sido la preferida por los viajeros “por su tipología individual y no disponer de zonas comunes”.

TURISMO NO RECREATIVO

La tercera de las propuestas que ha presentado Fevitur se centra en la promoción de la oferta de viviendas de uso vacacional entre nómadas digitales, turismo sanitario, estudiantes y turismo de congresos.

La Federación quiere llevar a cabo una campaña de promoción y comunicación “que rompa con la dependencia del turismo de ocio y el enfoque hacia otros segmentos de clientes entre aquellos que buscan un alojamiento ya sea por trabajo, estudios o salud”.

Para Gomila, con esta redirección de los esfuerzos de promoción se podría impulsar toda aquella oferta alojativa que mejor respete los criterios de sostenibilidad requeridos por cada uno de los destinos, así como conseguir estancias más largas y supondría un fuerte incentivo a la reducción de la estacionalidad.